19 consejos para viajar con niños en coche

Se acerca un puente y muchos aprovechamos para hacer una escapada, ya sea para visitar a la familia (Tierra Santa) o para ver un trocito del mundo. Cuando tienes un bebé o un niño pequeño (de niños mayores aún no entiendo, ¡lo siento!), pueden surgir muchas dudas y miedos a la hora de enfrentarte a tus primeros viajes.

Desde mi punto de vista, todos los viajes tienen aspectos en común a tener en cuenta, pero cada medio de transporte tiene unas características particulares que creo que conviene valorar. Dado que en los puentes es más frecuente -al menos en nuestro caso- hacer escapadas en coche, me gustaría dedicar este post a sacar mis gafas de listilla y dar los consejos que me permite mi experiencia. Como ya expliqué en mi presentación viajera, el Dragón lleva viajando en coche (el más frecuente, el trayecto Madrid-Sevilla, unos 530km) desde los 19 días de vida… y no ha hecho pocos trayectos.

CONCIENCIA

1. Lo primero y más importante a la hora de viajar en coche con niños: concienciaos. Puede que vuestro hijo os sorprenda y sea extraordinariamente pacífico en un viaje más o menos largo, pero también puede ocurrir que no sea así. Un viaje de 5 horas pueden ser 5 horas justas, pero se pueden convertir en más de 8 (true story). Es algo que escapa a nuestro control.

2. Sed conscientes de la situación de tu hijo: poneos en su lugar. Está sentado, atado, aburrido, quizás no sepa hablar ni comunicaros lo aburrido (¡o incómodo!) que está y, cuando sepa hablar, tampoco ayuda mucho a nadie el clásico “¿Falta mucho? ¿Hemos llegado ya?”. Salvo que los trayectos sean emocionantes per se, debemos entender que puede ser un rollo.

3. Hacedle tomar consciencia a vuestro hijo, poco a poco y en la medida en que su capacidad de comprensión lo permita, de la necesidad de realizar esos traslados y de la duración que pueden tener. Sabemos que los niños tardan años en entender con exactitud el concepto del tiempo, pero anticiparle (unas horas o días antes) que vamos a hacer un viaje largo y que durante el viaje nos va a dar tiempo a hacer muchas cosas divertidas (<insertar eufemismos aquí>), puede ayudarles a frustrarse menos.

Regalicos_Taza

SEGURIDAD

4. Esto es de cajón, pero necesito decirlo (también os conté aquí que tengo actitud de madre desde mucho antes de serlo): Hacedme el favor, poned el coche a punto antes de salir. Revisad ruedas, aceite, agua, etc. Y, en la medida de lo posible, repostad combustible antes. Esto resta -preciosos- minutos de tiempo al viaje.

5. Haced paradas cada 2 horas máximo. Entiendo la tentación de decir: “¡El bebé duerme! ¡No pares el coche!”, pero en este caso es por vuestra seguridad también. Necesitáis descansar. Conducir con un niño puede ser muy estresante.

6. Las paradas podéis hacerlas de la duración que queráis. Nosotros hemos parado desde 5 minutos (si veíamos que el niño estaba fresco y bastaba con cambiarle y correr un poco) hasta casi una hora. Depende de vosotros. Al niño, a priori, según dicen los pediatras, le basta con salir y cambiar de postura en la silla.

7. Lo ideal es que vayan a contramarcha. Esto ya lo sabéis, ¿no?

COMODIDAD

8. Temperatura: intentad no abusar del aire acondicionado (ya sabéis que pueden coger frío), pero tampoco pasar calor (porque pueden estar incómodos y/o marearse). Venga, consejazo obvio del día. Este os lo dejo gratis.

9. Quitasol: Cuando son bebés no te lo pueden decir más que llorando -lo cual añade estrés a la conducción-, pero luego el “Mamá/Papá, moesta la lus” suele ser bastante clarificador. Además de que, por su seguridad, conviene tenerlo puesto.

10. Ropa: Si tenéis pensado presentarle con un conjunto monísimo nada más llegar a vuestro destino… desistid de esa idea. Lo ideal es llevar ropa muy cómoda (algodón o similar), transpirable e incluso quitarle los zapatos si hace calor o bien llevar zapatos cómodos.

LOGÍSTICA

11. En la medida de lo posible, viajad cuando le toque dormir. Y, si ya os encaja del todo, viajad evitando atascos (es una tortura para ellos y, en consecuencia, para vosotros). Es más: cuando tienes un bebé o un niño dormido y te acercas a un atasco, a la mínima que tengas experiencia en esto de los viajes te dan ganas de salir por el arcén con la máxima de la peli Speed: no detengas nunca el coche o explotará la bomba (léase: el niño se despertará).

12. En otro post os hablaré de cómo hacemos el equipaje, pero adelanto la siguiente recomendación obvia: intentad reducirlo a “lo justo”. Entiendo que, para el primer viaje, “lo justo” equivale a “todo lo que quepa en el coche”, pero luego le vas cogiendo el truco y te das cuenta que no necesitas ni la mitad. En serio.

13. Equipaje de mano (o “a mano”): recordad tener bien localizados: una muda de ropa, pañales/cambiador, toallitas húmedas y una mantita o similar.

14. Comida “de mano”: es muy importante tener también cerca agua y, si no estáis en contra, gusanitos, Aspitos o tortitas de arroz/maíz. Nos han salvado de muchas. El Dragón no los come habitualmente, pero cuando vamos por las 4-5 horas de ruta, vienen bien.

Viajar_coche_niños

Bebé de 20 meses AFM en Vietnam. Mal. Recordad, ¡siempre ACM!

ENTRETENIMIENTO

15. Juguetes a bordo: como la marioneta del dragón verde (que la podéis manejar vosotros) o el peluche multiactividades (que lo exploran ellos) de los que os hablé en este post.

16. Doudous y/o chupetes. Como siempre, esto depende de vuestro estilo de crianza y el de vuestros hijos. En nuestro caso, aunque no soy muy fan del chupete, reconozco que nos vino muy bien para los trayectos mientras lo usó. Cuando son muy pequeños, una de las pocas cosas de las que pueden servirse es del reflejo de succión. Estando sentado en una silla, comprendí que, para mí, era una buena alternativa a mi propio pecho (lo cual no quitaba hacer las múltiples paradas correspondientes -muchas, muchísimas- para amamantarle cuando lloraba por hambre o necesidad de contacto).

17. Entretenimiento multimedia: en nuestro caso, hemos tirado ampliamente de una app de nanas infantiles (“Sleepy Sounds“, gratuita), capítulos de series en la tablet y de música. Mención especial merece aquí Queen, cuya canción “Another one bites the dust” tiene un efecto hipnótico en el Dragón prácticamente desde que nació. Probadla, ¡a ver si es universal o algo y podemos patentarlo!

18. Juegos de coche: Veo-veo, buscar cosas de colores, contar motos, etc. Clásicos donde los haya. Funcionan. ¿O con vosotros no funcionaban? Os recomiendo visitar el post sobre juegos de mesa para viajes, pero ahora destaco dos opciones también interesantes para el coche:

  • Story Cubes: un juego desde 3-4 años donde se tiran dados y se cuenta una historia con lo que salga en ellos. Les encanta y les entretiene (se pueden tirar dados en un coche si los metes dentro de un tupper alto transparente). Se puede comprar aquí.
  • Purple Stories: un juego desde 6-8 años donde hay que averiguar, con preguntas de Sí/No, qué ha ocurrido en la historia de la carta. Se puede comprar aquí.

19. También, aunque esto depende del niño y del momento, en ocasiones a nosotros nos ha funcionado o bien estar 100% pendientes de él (para que no sintiera que estaba solo o abandonado), o bien mantener una conversación en tono neutro entre Mr. B y yo para que escuchara sonido familiar de fondo y se quedara tranquilo (a veces, dormido… ¡debemos de ser muy aburridos!).

Por último, recuerda que lo más normal es que, cuanto más viajes con tus hijos, más se acostumbrarán ellos a hacerlo. La tolerancia al aburrimiento es una capacidad que se puede trabajar y mejorar.

¿Hemos llegado ya? Que la Fuerza os acompañe…

Anuncios

23 comentarios en “19 consejos para viajar con niños en coche

  1. Me ha parecido una entrada muy completa y estoy totalmente de acuerdo en todo, sobretodo con la parte final, cuanto más viajes, más se acostumbrarán. Muchos padres no viajan por temor con sus peques y creo que ahí se equivocan.

    Me gusta

    • Muchas gracias, Begoña! Pues sí, es una pena que la gente deje de viajar o empiece tarde, porque pierden buenas oportunidades! 🙂
      Un abrazo y muchas gracias por tus palabras, me halagan mucho viniendo de ti! 🙂

      Me gusta

  2. A parte de una entrada genial como siempre (no me extraña que te nominen ya a premios), yo lo que quiero para mi coche es la pegatina de tu logo… ¿se venden? Y si no es así ¿por qué no? ¿Me puedo imprimir una?

    Me gusta

  3. Cómo no conduzco viajo atrás con él y va a contramarcha, somos especialistas en viajes largos porque los dos primeros años vivíamos en Madrid pero cada poco volvíamos a Asturias.

    Somos de parar cada poco, ir al baño, despejar, estirar, que luego duelen las piernas sino. Hey lo de la pegatina que dice Limax también quiero saberlo

    Me gusta

    • Nosotros durante mucho tiempo hemos viajado con él atrás en los viajes largos, pero en breve no será posible ¡porque habrá otra silla atrás! 😉
      Voy a estudiar lo de hacer imprimibles o colgarlas en alguna web y enlazarlo 🙂

      Me gusta

  4. Nuestro Peque desde que era bebé no le ha gustado el coche 😦 a los 20 minutos ya estaba con un berrinche :(, seguimos viajando con la esperanza que poco a poco se acostumbre… Cuando los viajes son largos intentamos hacerlos a horas que le entre sueño 😀

    Me gusta

    • Ay, Vanesa, bien podías hacer tu un post sobre viajar con TRES, que menuda experiencia tiene que ser!! Yo de los Cantajuegos me he librado, mira. Mientras el Dragón me siga pidiendo Queen, como que no renuncio!! Jajaja
      Un beso!

      Me gusta

  5. Doy fe de que en el primer viaje,lo necesario es todo lo que entre en el coche, jaja. Nuestro primer viaje, según Google maps eran 4 horas, según nuestra experiencia más de 7, pero creo que fue bastante bien…

    Me gusta

  6. Muy buenos consejos. Nosotros sólo viajamos una vez al año y la verdad es que se nota mucho el cambio de un año a otro, lo servía en el primer viaje no vale para el siguiente y ya veremos que pasará este verano… Me apunto todos los consejos 😉
    Un besazo

    Me gusta

  7. Pingback: Mis posts favoritos de abril | Maternitis. Blog personal de una mamá primeriza

  8. Pingback: Consejos de Padres (Frikis) Primerizos | Bebé a Mordor

  9. Pingback: #VDLN: ¡No me paréis ahora! | Bebé a Mordor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s