Viajar con niños: la actitud de los demás.

También te podría gustar...

16 Respuestas

  1. Totalmente de acuerdo, parece que el mundo que se supone “civilizado” se está convirtiendo cada vez más en un mundo intolerante con los niños, parece que siempre molestan.
    Una pena y mucho que aprender (o volver a recordar).

    • Nos falta humanidad y comprensión, yo creo. En mi caso particular, he tardado en ser todo lo tolerante que debería. Supongo que también al retrasar la edad de paternidad/maternidad, quizás nos hacemos algo más egoístas en ese sentido. En otras culturas la crianza de los hijos y la vida familiar impregna más el día a día.

  2. Todo un tema el viajar con el pequeño. Recientemente fui padre y es un tema que más de alguna vez hemos hablado con mi esposa. No sabemos aún como iremos avanzando en ese tema. buen post, agradecido.

    • Hola! Muchas gracias por comentar! El espíritu de este blog está en compartir mis experiencias como madre viajera, pero también en motivarme a mí misma a seguir por ese camino cuando llegue mi segundo bebé, ya que es muy gratificante y no quisiera perderlo! 😉

  3. Cierto es que en el mundo occidental dejamos mucho que desear, pues los primeros que tenemos que ser comprensivos y tolerantes con los otros papis y con sus hijos somos los que tb somos padres y madres y ponernos en su lugar. Qué gusto que en Vietnam hubiera gente así! Besitos!

    • Desde luego, lo raro en Vietnam es que te mirasen con desprecio o molestos por este tema. Lo habitual era la sonrisa, como poco. Hemos perdido la paciencia con tantas prisas en el mundo occidental… :/
      Gracias por comentar!

  4. Julia! Me encanta como escribes!!! A este mundo le falta empatía con los más peques! Un besote!

  5. LiMaX dice:

    Nosotros, en los pocos viaje que hemos podido hacer con los nanos, siempre hemos buscado hoteles referenciados en páginas web o blogs de gente con niños, o que claramente ponen en sus páginas web propias que están destinados a familias o “con actividades para niños”. De hecho ya hemos ido dos veces a uno en la costa alicantina que tiene actividades para niños desde las 9 hasta las 21 horas, con piscinas adaptadas y que, los domingos de verano, montan un tobogan hinchable para tirarse a la piscina. Y es que hace mucho también el propio sitio donde te alojes, porque sales con otra actitud por la mañana sabiendo que, si se tuercen los planes del día y te tienes que quedar por ejemploen el hotel, que los niños van a poder entretenerse.

    • Está claro, al final la esencia es la misma: saber que allá donde vayas con los niños, vais a ser bien recibidos.
      Yo nunca me quedo en un solo sitio, pero sí que buscaría algo que fuera kid-friendly 😉

  6. Te entiendo perfectamente. Nosotros hemos tenido la suerte de ir de vacaciones con unos amigos, sin hijos, que han entendido desde el primer momento que tenemos un niño y eso conlleva otros ritmos. Pero también hemos ido a tomar café con otros que no lo entendían y no me han quedado ganas de repetir… Qué mal rato!

  1. 20 septiembre, 2016

    […] Por supuesto, como aspecto extra para las familias viajeras está el aliciente doble de, por un lado, recordar con los peques aquellos destinos en los que ya hemos estado (en nuestro caso, hay varios capítulos que compartimos con el Dragón y rememoramos 23 días en familia en Vietnam) y, por otro, descubrir nuevos destinos a los que nos gustaría viajar con los niños. […]

  2. 18 noviembre, 2016

    […] mantener ese espíritu aventurero “a pesar” de la llegada del Tritón. A mí me motiva viajar con mis hijos, entre otras cosas, para mostrarles cómo es el mundo. Para enseñarles una ventana a otros […]

  3. 23 marzo, 2017

    […] El viaje que recuerdo como una experiencia más gratificante y completa posiblemente fuera el que hicimos a Vietnam con el bebé Dragón, y seguramente sea por el hecho de haber viajado con él, que lo convirtió al viaje en una aventura especial y a las personas que lo vivimos en el objetivo de anécdotas más tiernas y divertidas, debido a la actitud de los demás al viajar. […]

  4. 11 mayo, 2017

    […] al garete. Mentalízate y haz los “oohms” que consideres oportunos. A veces no es sólo la actitud de los demás sino también la […]

¡Cuéntame qué piensas!

A %d blogueros les gusta esto: