Síndrome del Nido vs Pollo sin Cabeza

El Síndrome del Nido (que no “Nido Vacío”, que de eso saben más otras) es esa conducta que suelen tener las embarazadas desde el séptimo mes aproximadamente, que consiste en ordenar y/o limpiar la casa, la ropita del protobebé, preparar la habitación, etc. ¿Por qué pasa esto? Básicamente porque entras en estado de pánico por la próxima llegada del nuevo miembro de la familia y necesitas tener algo, al menos eso, bajo control. A priori ayuda a reducir la ansiedad, que en esa época no es poco.

En este post me gustaría contaros lo diferente que he vivido esta etapa entre el primer y el segundo embarazo, a ver con cuál os sentís más identificadas o identificáis más a las embarazadas que os rodean (porque seguro que os rodean… ¡estamos por todas partes!).

Cabecera112345678

Aquí la habitación del Dragón: antes y después del ataque del Síndrome del Nido:

Síndrome_Nido

Y aquí el “espacio” del Tritón: antes y emmm… después… Como Pollo sin Cabeza:

Pollo_Sin_Cabeza

No sé si recordar ese Síndrome del Nido como “buenos tiempos”, porque al menos ahora he aprendido (a fuerza de pan) a relativizar mucho todo esto. Desde luego habrá cosas que me quedarán por hacer para cuando llegue el Tritón, pero mientras tanto he seguido criando al Dragón, que le queda poco tiempo siendo el único de la casa… Y en breve ya no sólo no va a ser el único, sino que va a ser el mayor

Pero seguro que de eso os hablo dentro de unos meses…

Anuncios

25 comentarios en “Síndrome del Nido vs Pollo sin Cabeza

  1. Que risa tu descripción, yo por mi parte me quedo con sólo mi peque, dudo tener otra oportunidad para ver si cambio de síndrome. Con mi bichito, mi sindrome fue traumante la verdad, yo andaba relajada, apenas 30 semanas y zas que me caigo, a los días rompo fuente y entonces llega el pánico por tener un posible parto adelantado de urgencia (que pasó, con cesárea y separación de mi hijo por 14 días además) y recuerdo que lloré porque no tendría la oportunidad de comprar la ropa de mi hijo, organizar sus cosas, la ilusión de decorar su cuarto, para el primero y único sangre de mi sangre (desde entonces ya sabía mi elección) así que mi mamá consiguió una silla de ruedas y me llevó de compras con la ayuda de mi cuñado, me ayudo a decorar rápidamente un rincón en mi cuarto hasta que se pudiera arreglar lo que hacía falta en el que le habíamos designado y sólo quedaba guardar reposo para retrasar el parto. Quizá parezca algo banal, pero es que una se ilusiona, tantos planes de babyshower, que transmutaron en fiesta de recibimiento, que transmutaron en que yo llevara al bebé cuando lo viera ‘menos delicado’ a conocer a mis familiares cercanos.

    Me gusta

    • Caramba, ¡menuda historia! ¿Al final en qué semana diste a luz? Qué complicado suena… y un poco triste no poder prepararse tranquilamente como te habría gustado… Es una pena, pero como siempre se dice, lo importante es lo importante. Tu peque está contigo, sea hijo único o haya sorpresa! 🙂

      Me gusta

      • Di a luz a la semana 32, si fue triste y esa tristeza me motivo al blogging, algo que ahora adoro. Los primeros meses fueron muy duros y su carita era y es mi luz. Como bien dices, lo importante es que está conmigo. Anda que una sorpresita sería bien recibida como lo fue el primer ‘sorpresín’

        Me gusta

  2. Jajaja, no lo has podido describir mejor. Cuando hay un niño de por medio es imposible acordarte de que estás embarazada, eso sí, en mi caso Bamba 2 ha salido mucho más independiente y “apañao” que su hermano mayor, yo creo que ya se lo vió venir en la barriga pobrete mío 😉

    Me gusta

  3. Yo no recuerdo un furor especial en organizarlo todo.
    De hecho me lo tomé con calma.
    Eso sí, cuando rompí aguas me puse a fregar la cocina como una loca. Pensar en estar varios días fuera de casa y encontrarme todo patas arriba a la vuelta me agobió.
    A cada una le da por una cosa hija!

    Me gusta

  4. Uy, yo lo preparé todo con tanto tiempo por si se adelantaba que hasta la maleta del hospital la tenía a punto la semana 32, y luego nació en la 41+3, así que dio tiempo hasta de arrugarse, jejeje. Por la manía que tenían todos de que se me iba adelantar, encima metiendo presión, yo creo que es mejor tomárselo con calma. besitos!

    Me gusta

  5. Yo creo que estoy en el estado de pollo sin cabeza, pero no estoy embarazada, jajaja.
    De verdad que te entiendo, no me imagino sacando tiempo para vivir un segundo embarazo como el primero, pero aún así qué ilusión hace! 😊

    Me gusta

  6. Uff, el embarazo se vive de una manera super diferente. Básicamente, en el primero, todo tu mundo gira en torno a ese embarazo, a leer a tope sobre cómo está el bebé cada semana, preparar todo…

    Con el segundo, no hay tiempo para nada de eso, casi se olvida a ratos y todo 😛

    Me da pena Luke porque no puedo evitar sentir que parece que el primer embarazo se vive con mucha más intensidad 😦

    Me gusta

  7. Tal y como dices, pero lo mio al revés, en el embarazo 1 fui tan relajada q la habitación se pintó una semana antes del parto, al igual q los muebles q se compraron como 5 o 6 días antes, y la ropa acabaron lavándola mi madre y mi suegra y colocándola ellas también en la cómoda. También esq yo iba para el 22-24 de abril y nació el 15 inducido.
    Con este tengo la ropa lavada desde hace dos meses, la habitación la montamos la semana pasada y me dan ataques de limpieza de casa q mi madre alucina ( soy muy desordenada y ahora si veo algo fuera de su sitio no paro hasta dejarlo todo recogidito) y salgo de cuentas el 15 del mes q viene. Lo malo q llevo desde el viernes q me dan contracciones y creo q este se adelanta.

    Me gusta

    • Contracciones de parto? Ay, madre , pues sí, igual se te adelanta!! Mucha fuerza y ánimo!
      Qué curioso que hayas tenido más Síndrome del Nido en el segundo! Es la primera vez que lo escucho. Definitivamente, cada mujer y cada embarazo es un mundo! 🙂

      Me gusta

  8. Pingback: Desastre del Hogar: Pifia en Cocina. Fracaso en Orden. | Bebé a Mordor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s