Esas contracciones diferentes… Ansiedad y miedo al parto

Bueno. Las cosas claras. Estoy “muy embarazada” (de 8 meses y medio), y éste es mi segundo hijo… Esto ya está aquí.

Recientemente os he contado que el Síndrome del Nido aún no se ha apoderado de mí y que más bien voy como pollo sin cabeza por la casa y por la vida, y también os he hablado de mi miedo al dolor en el parto. La situación es esta: por muy cómoda que me encuentre yo con mi estado actual (bendito Pilates, gracias por mantenerme en plena forma) y lo a gusto que esté sin pensar mucho en el tema de que voy a ser bimadre detro de muy poco, al final, quiera o no, voy a acabar pariendo.

Body_Dragon

Primer body del Dragón

De hecho, en los últimos días he empezado a notar una serie de contracciones diferentes. Esas que ya empiezan a doler un poquito. Esas que ya dan miedo. Puede que sea la ansiedad acumulada por tener tantas cosas pendientes (comprar un Mordormóvil nuevo -un Sombra Gris-, mudarnos a una morada más grande, matricular al Dragón en la escuela de muggles (de momento, esperaremos la carta), ultimar adquisiciones tritonianas, montar muebles…) o puede que sea que el Tritón is coming, pero el caso es que esto se acerca y el miedo no termina de marcharse.

En mi alarde de convertirme en vuestra Mordorpedia particular, os comento que existe una cosa que se llama tocofobia, que es el miedo irracional y obsesivo al parto, que sería primaria si es para el primer parto y secundaria para las que ya tenemos experiencia en esto de parir. Las que lo sufren son mujeres que directamente evitan quedarse embarazadas, solicitan activamente una cesárea si se quedan o piden una esterilización, por ejemplo. Pero no os preocupéis, que servidora en absoluto llega a esos niveles. De hecho, a veces es bueno ver hasta dónde llega el miedo de otras personas para darte cuenta de que, en realidad, ¡lo tuyo no es para tanto!

Eso sí, tengo (mucho) miedo al dolor en el parto, a la soledad e incomprensión del posparto (me siento muy identificada con esta carta de @LaSonrisaDespeinada), a la duda de cómo es posible querer al segundo hijo tantísimo como al primero (porque es tanto tanto que se me antoja imposible… pero sé que me voy a sorprender), a dejar de tener tiempo para mí, un poco a desaparecer detrás de ese bebé

En estos casos, ante tantos miedos, lo que me podría recomendar a mí misma (consejos vendo…) principalmente es:

  • Buscar información, documentarse. Muchas veces la intranquilidad viene del desconocimiento. Es bueno saber, en la medida de lo posible, dónde se va a parir, quién puede atender el parto, cuál es el protocolo (o llevar un propio plan de parto), así como qué le va a pasar al cuerpo desde el punto de vista fisiológico. Podría ilustrar este post con un vídeo del proceso, pero tampoco lo veo necesario…
  • Apoyo social. En la pareja, principalmente, pero también en familiares y en esa tribu o red social que te apoyará una vez estés “sola” con tu bebé
    Primer_Dia

    Primer día del Dragón

    . Las personas que tendrán hijos más o menos al mismo tiempo que tú y con las que compartirás dudas y temores. Con el Dragón tuve la oportunidad de asistir a un curso d
    e masajes de bebés y recuperación posparto que fue de grandísima ayuda.

  • Respirar y otras técnicas de relajación. No sólo para el parto sino para antes y después. Antes, para los miedos y temores. Después, para la desesperación de las noches sin dormir y la incomprensión de ese bebé que llora y aún no identificas por qué.
  • En la línea de lo anterior, salir a dar un paseo, pedir ayuda, quedar con amigos, pedir ayuda, ver series frikis, pedir ayuda (es que, parece fácil, pero a algunos nos cuesta mucho)… Y, sobre todo, disfrutar de las cosas buenas que te ha traído esa pequeña criatura. Esos esbozos de sonrisas involuntarias (luego voluntarias), las miradas atentas de esos ojos nuevos que te acabas aprendiendo, esos momentos especiales de conexión…

En definitiva, centrarse en lo importante y saber que lo malo pasa y que se queda lo bueno. Que lo bueno es lo mejor del mundo. Y, además, estará para siempre…

Anuncios

17 comentarios en “Esas contracciones diferentes… Ansiedad y miedo al parto

  1. Como bien dices te sorprenderás de como el amor se multiplica en vez de dividirse, por mucho que suene a tópico, En cuanto a todo lo demás ya conté un poco en la carta de esta semana y aún podría haberme explayado más, es que un parto es todo un terremoto a nivel físico, hormonal y psicológico que tiene sus réplicas durante varios meses. Pide ayuda. Llora. Grita. Ríe. Y sobre todo hunde tu nariz en ese precioso bebé que vas a traer al mundo.

    Me gusta

  2. Yo tengo pavor al parto ahora mismo y ¡ni siquiera estoy embarazada! Jajaja. Y al postparto ya no te cuento. Pero veras como te va muy bien. Además, que todo se acaba y todo pasa. ¡Ánimo!

    Me gusta

  3. Te puedo confesar aquí entre nosotros, que mi proceso de querer a Luje igual que a Super Mario, está siendo lento y progresivo, aunque sí que está llegando.

    Con el mayor sientes un amor infinito que ha ido creciendo en 2 años (en mi caso). Y de repente llega el nuevo bebé y, de entrada, no creo que nadie pueda decir que ya lo quiere igual desde el primer segundo. Ese amor acumulado de 2 años es muy fuerte.

    De la misma manera, no quería igual a Mario el primer día que ahora. Cada día se quieren un poquito más.

    Creo que lo definitivo será cuando Luke por fin diga papá, venga a mis brazos… poco a poco.

    Me gusta

  4. Te comprendo totalmente, tengo uno así que no puedo hablarte de experiencias de 2, mucho ánimo, es normal sentir miedo y ansiedad, sobre todo si ya has vivido un parto y tienes bastante idea de lo que te vas a enfrentar, Aquí estoy a la orden para desahogos, preguntas, escuchar, escuchar y escuchar, yo lo necesité tanto cuando pasé por eso que soy voluntaria para escuchar cuando otras madres lo están pasando, las mujeres tenemos que apoyarnos en esta etapa, y a veces pareciera que hemos perdido esa comprensión, que se nos olvida cuando fuimos nosotras las que nos sentíamos tan vulnerables, pero aquí estamos algunas. ¡Besos y feliz parto!

    Me gusta

  5. Pingback: #VDLN: Juego de Tronos y el parto del Tritón | Bebé a Mordor

  6. Pingback: El parto del Tritón: de pie y sin epidural | Bebé a Mordor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s