Egoísmo enamorado: Mala madre de manual

También te podría gustar...

No hay respuestas

  1. Annabel y V dice:

    Ay, si es que en el fondo lo normal es eso que seamos un poco de cada. Y mira que yo soy de las que se tomó 2 años de excedencia (y me parecieron pocos) pero luego he puesto los ojos en blanco también y he pasado al bebé como una patata caliente después de todo el día en casa!

    Que vaya genial esa reincorporación y esos reencuentros con los peques después del trabajo <3

  2. Alfonso dice:

    Somos human@s, necesitamos desconectar un rato de los peques para recargar pilas

  3. Laura dice:

    Sin palabras… Me siento reconocida en cada cosa que dices, y me encanta, porque lo dices tal como es, sin miedos.
    A mí me pasa a veces, cuando me desespero un poco con mi niña pienso en llamar a mi hermana para que se la lleve un rato y descansar de ella, pero luego me siento mal por necesitar eso… Pero es cierto que a veces necesitamos un ratito para recomponernos…

  4. Elena dice:

    ¡Como te comprendo! Yo pasé por lo mismo hace dos meses, cuando también mi pequeño tenía 5 meses y aunque fue muy duro para mi, era algo que necesitaba para volver a ser YO. Me costó muchísimo separarme de él, y aun salgo corriendo para llegar a casa y achucharlo, pero volver a trabajar, ser alguien “independiente” y no solo madre era algo que tenía claro desde siempre.
    Quiero mucho a mi niño, pero a ratos me vuelvo asocial y necesito estar sola. Como antes de ser una persona + mini extensión XD
    Por cierto. Da igual con quien esté mi peque. En cuanto entro por la puerta se le ilumina la cara como con nadie y se me lanza 😍😍😍😍😍😍😍

  5. Maria (Miren Casavieja) dice:

    Madre mía!! Qué identificada me he sentido!
    Cuando acabé la baja de los gemes la verdad que me sentí liberada después de haber estado 4 meses con dos bebés llorando, cagando y comiendo a la vez. Pero con Buhita reconozco que me costó más, la veía tan indefensa, tan pequeñita,… Y la primera palabra fue papá…. Anda que… Si lo llegó a saber… Habría sufrido lo mismo XD
    Animo! Todo pasa, y la rutina ayuda a todos.
    Muchos abrazos

  6. que bonito!! es todo todo y todo una gran verdad!! tanto los momentos en los que llora y se te ponen los ojos en blanco, como en los que mueres de amor por él y quieres consolarle y hacer todo por él. Me siento muy identificada con toda la entrada que has escrito! ánomo con tus primeros días de curro!!

  7. ruth2m dice:

    ANIMOOOO guapa con el currele, precioso escrito aysh (yo no se expresarme bien con palabras, por eso hablo tanto y doy tantos rodeos jajajaja)

    ay pues yo soy de las que me encantaría cogerme esos 2 años de excedencia que dice Annabel (aunque necesito el dinero pa llegar a fin de mes, así que no puedo jajaja)
    pero como bien decís hay de todo, a mi cuando bebé no me pasaba pero ahora a veces el peque pone a prueba mi inmensa paciencia (que la tengo, pero todo tiene un limite) y antes de hacer o decir nada más suspiro profuuuuuuuundamente …y vuelvo a negociar/calmar al peque jejeje
    cuando llega el papi digo aysh mira ahora me ayuda y suspiro, porque adoro estar/jugar con él pero si que es agotador después de haber trabajado seguir su ritmo y arrerglar sus problemas, pero después el papi se pone con la cena y mil cosas y sigo quedándome sola con el peque jajajaja

    …pero es tan tan tan tan adorable!! que bueno ya descansaré cuando sea mayorcito, que ahí lo voy a echar mucho de menos GO GO nosotras podemos jejeje
    (ahora la próxima carta VITAE será la MadreTrabajadora, no?)

  8. Me ha encantado leer esta entrada, me siento muy identificada con ese egoísmo-amor que explicas. Yo a veces me desespero por las horas seguidas que paso con Churreta, pero cuando decido despejarme un rato, sola, o con papi, solo hago que pensar en el, como somos las madres…

  1. 15 noviembre, 2016

    […] sonreías… Hijo, no he tenido más remedio… O sí, pero quizás soy una egoísta (una mala madre de manual), ¿no me lo vas a perdonar? Has estado tan serio… ¡Te has reconciliado antes con la teta […]

  2. 21 diciembre, 2016

    […] he dejado claro en más de una ocasión, y no me avergüenza reconocerlo, que soy una mala madre de manual, miembro digno del Club de Malasmadres, y si tengo que decir que cuando mi hijo salió al escenario […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web livire.es + info

A %d blogueros les gusta esto: