Racismo en niños: ¿qué estamos haciendo mal?

También te podría gustar...

31 Respuestas

  1. El tan deseado post 😉 no defrauda, me ha encantado y un mordisquito a tu sobrina y a Dragón, ojala el gañanismo no pueda con ellos

  2. Me encanta el post, me gustaría volver a esas edades en que no le damos importancia a estas cosas.

  3. Juana María dice:

    Me gusta tu post.
    Paula tiene su “más mejor amiga” que es filipina, y ahora es cuando pregunta ¿Por qué es diferente? Y la explicación es fácil y neutra, es filipina y allí son más morenos que nosotros, pero ya está. Para lo demás su amiga y ella son iguales. Nosotros somo los que les pasamos nuestros prejuicios, y dar una educación en la igualdad es muy muy complicado.
    Besos.

    • Muy complicado dar esa educación, pero realmente ahí está el problema, que nos paramos a decir lo mínimo. Y parece ser que no es suficiente. Parece ser que tenemos que explicar más allá. Tendremos que informarnos y formarnos más para educar correctamente a nuestros hijos. 🙂

  4. Efectivamente cuando “amenazabas” con que te estabas documentando no mentías. Es un pasote que la madre te contestara. Es un pasote el post. Y sobre todo, es un pasote la reacción de tu sobrina…

  5. Mamá Pingüino dice:

    Muy de acuerdo contigo. Yo siempre he sido de las que piensa que somos los adultos los que “maleamos” a los niños, ellos no tienen prejuicios de ningún tipo!

  6. Me ha encantado el post, es super necesario hablar de estas cosas para concienciar e intentar hacerlo mejor. Yo me pasé la infancia de mi hija mayor hablándole del tema pk su familia paterna le decían cosas del rollo “no te acerques a los negros” y he tenido mucho trabajo, aunque como bien dices lo mejor que podemos hacer es dar ejemplo. Me da rabia cuando en las noticias siempre tienen que decir la etnia de la persona, y nosotros también podemos caer al decir “un negro” o “una mora”, yo siempre le he corregido eso a mi hija y le he dicho se dice una persona, o un hombre o una mujer, no me importa el color de piel que tenga. Hoy estoy orgullosa de mi hija, que ya va para 15 añazos y ella misma se escandaliza cuando oye algún comentario fuera de lugar… Espero tenerlo más fácil con el pequeño, que la familia paterna es diferente y papá piensa igual que yo.

    • Menudo trabajo has tenido. Mi más sincera enhorabuena por el resultado del mismo (¡15 años! ¡ay, dios! ¡No me lo imagino aún!). Sin duda, esto hace falta y hay que moverlo. Porque no basta con ignorarlo para hacer ver que somos iguales, hay que hablar y, como dices, hay que actuar y dar ejemplo.
      Muchas gracias por tu comentario. 🙂

  7. Bravo! bravisimo! a Cuando los niños duermen vas!

  8. ruth2m dice:

    BUENÍSIMO POST ^___^
    y siiiiii hay que comerse a tu sobrina con patatas jejeje
    es preciosa la inocencia de los niños, yo no quiero soltarla nunca ni dejar que se le escape, todos deberiamos ser un poco niños por dentro (aunque por fuera debamos aparentar ser adultos jejeje) y el mundo sería mucho mejor!! ay que me pongo filosófica 😛

    el niño del vídeo MENCAAAANTA “pues yo no lo sabia”
    tan monisisisiisisisiisimo …..(y ahora me apetecía contar una anécdota jejeje)
    con 1 año y medio mi peque vio por primera vez personas “diferentes” a él en el paseo en tren a la guarde, a menudo además
    la primera vez le sorprendió un poco “que le pasa al nene, mamá?” (yo que no pensé en ello, sí soy un poco inocentona a veces jejeje) me dije que el bebé estaba triste o algo “no le pasa nada cariño” “sí, mira”, pero él se refería a lo obvio (para todos menos para mí XD) que el bebé tenia un diferente color de piel …”aaah no le pasa nada cariño! es más morenito, tiene un color de piel diferente. tu tienes la piel más clarita y el más oscurita”
    se giró hacia su madre y la miró un rato, yo diciéndole a la madre que era la primera vez que veía a un bebe negrito, y el peque le acarició el brazo (era verano) y se puso muy contento y dijo “es muy suave”
    me pareció TAAAAN TIERNO, la madre rió jejeje

    (ostrassss que me he enrollao más que el propio post, perdooooon)

    • Los niños son amor. Es normal, le producía curiosidad porque claramente había visto que era diferente. Al final se trata de estar ahí y explicarle (adaptándonos a sus edades) cuáles son esas diferencias. Y trabajar por ello. 🙂

  9. Maria dice:

    Me encatas ,tu comentario y tú

  10. Me encanta el post!!! 😍😍 La inocencia de los niños es maravillosa, es una pena que esa visión de la realidad tan bonita y pura se pierda con los años 😔 Sí todos empezáramos a actuar (no solo decir como bien dices) todo sería distinto 👏👏
    Precioso!!! ❤️

  11. ¡¡¡¡Precioso post!!!!. En mi experiencia personal, es más temprana la percepción de las “diferencias” de género, que las de raza (tampoco me gusta hablar de raza, pero así se entiende mejor). ¿La culpa?: de los adultos, claro, pero ¡qué difícil es no condicionar a tus hijos!. Darse cuenta es el primer paso para trabajárnoslo, y este tipo de post ayudan. Gracias.

    • ¡Muchísimas gracias, Icíar! Es muy difícil no condicionar a nuestros hijos, pero claramente es algo que tenemos que intentar. Hay que protegerles y darles herramientas para tratar que no les afecte el racismo ni el machismo, e incluso que, con el tiempo, se conviertan ellos mismos en agentes del cambio. En padres con hijos mayores he visto que eso es posible, así que luchemos por ello! 🙂

  12. Halconmaltes dice:

    Magnifico post amiga mía. Ojala todos invirtieramos tiempo en pensar estas cosas y enseñar e informar a nuestros hij@s en tal sentido. Pedazo de artículo. ¡Si Señor! 😉

  13. Nos vamos a tener que arremangar y formarnos si queremos educar bien a nuestros hijos y afrontar de verdad el complicado munco cambiante que tenemos. Me ha gustado mucho que demuestres que incluso el video viral más emoticonamente sentimental puede hacernos reflexionar de verdad sobre nuestra sociedad.
    Un saludo

    • Ayer comenté pero le he estado dando vueltas y necesitaba recomentar (como por el artículo veo que tu también eres de darle vueltas a las cosas seguro que me entiendes). Creo que la creencia de los niños que dos personas de razas distintas pueden ser hermanos sí me parece demostrativo que no distinguen entre razas a nivel valorativo, todas son iguales para ellos ya que no hay nada más igualitario para los niños que la hermandad (sobretodo también demuestra que no entienden de herencia genética y por tanto no creen que los hijos deban parecerse a los padres y los hermanos entre ellos) pero que un niño crea que nada lo distingue de otro excepto el corte de pelo (no ve lo más pero sí lo menos) me parece extraño, la verdad… Aunque la historia bien merece la reflexión sobre racismo y como los padres debemos ejemplificar para mejorar nuestra sociedad.
      Ahora sí que ya lo he dicho todo!
      Un saludo

      • Efectivamente!! Eso es lo que explico en el post. Dos personas distintas pueden ser hermanas (¡por supuesto!), pero son distintas, a la vista está. Somos nosotros los que debemos demostrar con el ejemplo diario que ser distintas no implica que sea malo. 🙂

  14. Ellie dice:

    Tenía a medio escribir un artículo parecido al tuyo… la razón por la que nos reconcilia con el mundo este tipo de historias es porque nos resulta más fácil decir “awwww” que afrontar la realidad del racismo que llega a todas las esferas de nuestra sociedad y queremos acallar nuestras consciencias fijándonos en el gesto de un pequeño.

    Un artículo excelente, te felicito

  15. nazarethesteban dice:

    Hola! Un post buenísimo! A mí me enseñaron que sólo hay una raza y es la raza humana, que lo que nosotros llamamos “razas” en verdad son “etnias”: caucásicos, afroamericano, asiático, etc.

    Un saludo

    https://nadiemelodijoblog.wordpress.com/

  16. Vuelvo a este post que me encanta, para comentar una anécdota con mi hijo pequeño (4 años y en 3 meses ya 5). Viendo un peli le preguntamos a un comentario suyo: ¿pero quién dices, la niña negra?. Su respuesta: No es negra, es azul (efectivamente la niña tenia el pelo azul, un detalle para él mucho más relevante que de qué color era su piel).

Responder a happylittlethingblog Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: