El hashtag #StopNiñofobia ha vuelto a estar en las redes sociales reaccionando a una serie de actitudes que presenta una parte de la sociedad en la que vivimos.

¿Cuáles son esas actitudes y comentarios? ¿Cómo responder a ellos? Todo eso y un poco de humor en esta “Videoguía de respuestas a los principales comentarios de los niñofóbicos”. ¡Espero que os sea útil! Ya sabéis, ¡a difundir la palabra!

Julia Iriarte (Juls)
Psicóloga, friki y madre de dos hijos, dirijo la web BaM! Ocio Alternativo Familiar, donde los juegos (de mesa, rol y videojuegos) forman parte de mi trabajo diario. Además, imparto formaciones y talleres a familias y docentes y soy psicóloga especialista en juego en Ludia Asesoras y en el estudio de diseño de juegos de rol y narrativos All the Little Lights. También soy socia fundadora de la Asociación Ludiversia, administradora en el grupo El Pequeño Rincón de los Juegos de Mesa y creadora y coordinadora de Efecto Lúdico, espacios donde compartir los múltiples beneficios de los juegos a nivel personal, pedagógico, motivacional y social.

6 COMENTARIOS

  1. Un satélite lejano donde colocar a los niños para que no molesten y los veamos solo a través de videocámaras… creo que nos dirigimos hacia esa situación.
    Besico, Jefa.

  2. “Lo peor que te puede pasar en un avión es que te toque un niño al lado”, o la típica señora que lleva dos litros de colonia barata, o el que se quita los zapatos nada más subir al avión, o el que ve una serie en el portátil sin los cascos, o el que escucha música con los cascos pero está tan alta que es como si nos lo llevara, o el que ocupa plaza y media, o el que habla a gritos con su pareja… ¿Vamos a echar a todos esos también de los aviones? ¿O de los restaurantes? ¿O de los hoteles? Porque en un hotel / restaurante es mucho peor unos guiris de despedida de solteros que una familia con niños.

    En fin, que todos estos adultos que tanto se quejan parece que nacieron directamente en la cuarentena y que nunca tuvieron infancia…

    Un saludo!

  3. Hola! Acabo de descubrir tu blog precisamente por esta entrada. Yo creo que todo se resume asi: vivimos en una sociedad hiper-consumista y egoista donde cada individuo se convierte en un micro-estado con fronteras menos permeables que las de EEUU en la era Trump. O sea: no me molestes para nada, que mi bienestar y mi disfrute son lo mas importante, es mas, que digo, es lo UNICO importante, y si para eso yo debo exigir restaurantes sin hijos, hoteles sin hijos, aviones sin hijos, lo-que-sea-sin-hijos, ¡lo exijo! Y para cumplir dicha exigencia estan nuestros amigos emprendedores dispuestos a proporcionar dichos placeres a precio tal. Y como esto es un negocio en alza y nadie quiere que se le jorobe el chiringuito, pues niño que aparece, niño que es vetado. En definitiva, la niñofobia es una consecuencia mas de este mundo absurdo que no sabe a donde va, como decia aquel.

    • Pues, Santi, tienes mucha razón. De hecho es así como lamentablemente creo que es. Pero bueno, estas cosas hay que denunciarlas, y tenemos que cargarnos de armas para combatirlas. Y esas armas son argumentos y razones. Así que, ¡a contestarles cada vez que nos suelten algo así! Muchas gracias por comentar 😀

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info