Jugar a rol con niños es toda una experiencia. Inolvidable, diría. Ver cómo tus pequeños se lo pasan en grande interpretando un personaje y viviendo aventuras es, sencillamente, único. Sin embargo, lanzarse a hacer de máster no es poca cosa. A muchos nos da miedo esa primera vez, así que, después de mucho pensarlo, cuando nos lanzamos, buscamos mucha información y guías y consejos para hacer de máster de niños. Algunos, de hecho, se aventuran a, una vez llevada a cabo su primera aventura, publicarla. Ese es el caso de Ignacio Seijo, un padre de dos peques que ha decidido compartir la primera partida de rol de Pequeños Detectives de Monstruos en vivo que ha dirigido a sus hijos. ¿Queréis saber cuáles fueron sus mejores decisiones y qué notas toma para la próxima ocasión? ¡Seguid leyendo! ¡Sus “pifias” os pueden interesar!

PARTIDA DE ROL DE PEQUEÑOS DETECTIVES DE MONSTRUOS: LOS OBJETOS DESCOLOCADOS

Tengo muy buen recuerdo de mis partidas de Rol al D&D 3.5, El señor de los anillos, La llamada de Cthulhu, Traveler y todo el set de juegos de rol que jugábamos los chavales a finales de los 80 y principio de los 90, nos encantaba quedar en casa del amigo de turno y rolear hasta altas horas…. de la tarde.

Todo eso se perdió en la adolescencia, tuve que elegir entre la pastilla roja y la azul, el grupo friki o el fiestero… y visto con el tiempo el caballero que guardaba el santo Grial no me diría su famosa frase “Has elegido… sabiamente”.

PDM sabiamente

Cuando tuve hijos decidí retomar ese mundo para poder mostrárselo y que pudiéramos disfrutar toda la familia. Después de leer mucho e informarme descubrí, entre otras cosas, que lo que lo peta ahora no es el D&D sino el Pathfinder, que para niños hay un juego de rol específico que se llama Magissa y que si ves un juego de mesa para niños en una caja amarilla donde pone Haba va a molar mucho.

Me sorprendió el número de opciones que había y tenía que elegir una, así que elegí para empezar a desoxidarme el Pequeños Detectives de Monstruos por si sencillez, su aspecto visual y porque estaba orientado al rol en vivo lo cual me pareció genial para nuestro caso, una niña de 5 y un niño de 3 años.

PREPARAR LA PARTIDA DE PEQUEÑOS DETECTIVES DE MONSTRUOS

Lo primero… lo obvio: leer el manual. En mi mente tenía a Hannibal vestido de Tiranosaurio Rex con un puro en la boca. El plan estaba claro: “Esto se lee en 10 minutos porque tiene mucho dibujillo y cómo después de haber jugado a rol y haber leído tanto no me va a quedar claro…”

Pequeños Detectives de Monstruos Hannibal

10 minutos después… “Blanca, ¿te vienes y leemos esto juntos?

30 minutos después… “Vamos a buscar algún vídeo en youtube, ¿no?”

Unos días más tarde, varias veces leído el manual y vistos unos cuantos vídeos ya había algunas cosas claras de acuerdo a la edad de los goblins y la capacidad de los adultos. 🙂

  • Usaríamos la versión “Para Peques”.
  • Tenía que ser algo ligerito, con mucho teatro y poca regla.
  • Los modificadores de miedo no los íbamos a usar.
  • Los mapas, prohibidos.
  • La improvisación iba a ser nuestra amiga.
  • No teníamos ni idea de cómo iba a ir la partida, pero teníamos ganas de probar así que decidimos no pensar mucho más, coger un poco de aquí y de allá y hacer algo muy español, patada para adelante y a ver qué pasa.

A petición popular yo sería el detective veterano y Blanca sería parte del equipo de detectives novatos así como tramoyista en las sombras… (¡¡¡Viva el desdoblamiento humano!!!). Una vez escrita la partida que tenéis abajo con fondo gris, se la cuento a Blanca, nos ponemos de acuerdo en hacia donde hay que desviar la atención en cada momento para ir modificando el decorado y nada, a seguir el guión, que está todo muy claro y ordenadito, ¿no?

Antes de seguir y a modo de “disclaimer” me gustaría dejar claro que lo que sigue no pretende ser ni un manual ni una guía de juego, el único objetivo es relatar nuestra partida de rol de Pequeños Detectives de Monstruos en la que hemos cogido las reglas que nos parecía que podían funcionar en casa y hemos obviado otras.

Si estás indeciso y esto te anima a jugar o si te aporta alguna idea interesante, pues genial, pero si lo que esperas es vernos siguiendo el manual al pie de la letra, el relato seguramente te va a chirriar.

LA TEORÍA… (LAS NOTAS DE LOS MÁSTERS)

¿Qué ha pasado?

Nos han llamado a la agencia de detectives porque han empezado a pasar cosas raras y a aparecer objetos desordenados por la casa…

Objetos para los detectives novatos

  • Linternas
  • Varitas
  • Lupas culo de vaso
  • Caramelos quita-miedo (inventados al vuelo durante la partida)
  • Walkie Talkies
  • Bote atrapa-monstruos
  • Atrapa-olores
  • Mochila Poppins

¿Qué monstruos pueden ser (que hacer/dejar durante la partida)?

  • Monstruo de las sombras (3): Le gusta el chocolate  => Dejar un trozo de chocolate
  • Monstruo de los ruidos raros (8): Le gusta hacer ruidos => Hacer ruidos (pito, xilófono, etc)
  • Monstruo de la basura (9): Le gusta dejar basura => Dejar cascara de pistachos y algo de basura
  • Monstruo de las bromas (15): Le gustan los objetos pequeños => Dejar por el suelo objetos pequeños
  • Monstruo del desorden (12): Le gusta desordenar => Dejar cosas por el suelo

Recorrido de la partida

  1. Empezamos en el salón y el la brújula nos indica que hay que ir a la habitación de los papás. En ella encontramos chocolate por lo que puede ser el monstruo de las sombras.
  2. De repente se escucha un pito en la habitación de los niños, vamos a ella y al rato suena el xilófono en el salón por lo que vamos a investigar, puede ser el monstruo de los ruidos raros.
  3. En el salón la brújula nos indica que hay un olor extraño, usamos el atrapa-olores y detecta olor a basura!  Así que vamos a la cocina y descubrimos basura por el suelo, puede ser el monstruo de la basura.
  4. Volvemos al salón descubrimos que hay figuras por el suelo haciendo un camino por la casa, en ese recorrido encontramos cables liados y el final del camino nos lleva al baño donde recapitulamos que pueden ser dos monstruos, el monstruo del desorden y el de las bromas… pero el de las bromas esconde las zapatillas de andar por casa. ¡Vamos a comprobarlo!
  5. Las zapatillas no están escondidas por lo que debería ser el monstruo del desorden, lo que encontramos es otra maraña de cables y si la inspeccionamos encontramos la huella del monstruo…
  6. Vamos al laboratorio a analizar la huella!

¿Qué monstruo es?

Finalmente la huella corrobora que es el monstruo del desorden y no le gusta el aspirador. Como hace su nido en los juguetes, vamos con el aspirador y sale de la esquina donde están los balones.

Las pistas

De momento las pistas las integramos en el recorrido y no aplicamos modificadores de miedo.

¡LA REALIDAD!

¡¡¡Empezamos!!!

Las dudas con el contrato

Lo primero es hacerse el contrato, porque esto es una agencia seria y nos han llamado porque alguien tiene un problema por lo que no podemos dejarlo a medias, ¿verdad?

– ¿Papá, que es un contrato?

– …

Una vez firmado el contrato ¡hay que hacerse un carnet y ponerse nombre! Esto sí, esto tienen muy claro lo que es.

  • Mi hija mayor (5 años) lo tiene claro, no duda un segundo, quiere ser el “Detective Fernando” :0 (WTF!!!! + cara de poker de los padres)
  • Mi hijo pequeño (3 años) es más mainstream y decide llamarse “Detective Robot”
  • Blanca decide llamarse “Indiana” y yo “McQuaier”

carnets pequeños detectives de monstruos partida vivo

¡¡Alerta Spoiler!!: Erizo y Anacleto aparecerán en futuros relatos…

Sip, ya se lo que estáis pensando: “ñiñiñiñiñiñi, McQuaier debería tener carnet de detective veterano, ñiñiñiñiñiñi”… y tenéis razón. Tenemos pendiente poner la foto de cada uno y plastificar los carnets así que lo solucionaremos más adelante pero eso es un problema para los Indiana y McQuaier del futuro…

contratos partida de rol pequeños detectives de monstruos

Los materiales, herramientas y monstruos

Presentamos el material del detective veterano para que los novatos sepan que es cada cosa:

  • Brújula: Puede consultarse en todo momento para indicarnos por donde seguir
  • Dados: Absolutamente necesarios para el complicado proceso de captura…
  • Libro de monstruos portátil: Lo llevamos siempre encima para leer las características de los monstruos, ver su foto, comparar la huella en el laboratorio.
  • Bote atrapa-monstruos: Fabricado con la misma tecnología que la trampa de los Cazafantasmas (who you gonna call? GhostBusters!!!!)

Libro de Monstruos PDM y brujula

Presentamos a los monstruos y sus huellas:

  • Huella: Dejamos claro que tras la investigación esto será lo que encontremos y habrá que analizarla en el laboratorio para determinar si hemos acertado con el monstruo.
  • Monstruo: Cuando el laboratorio confirme la identidad del monstruo leeremos sus debilidades en el libro de monstruos portátil, buscaremos su nido y lo haremos salir 🙂

recortes de Monstruos y huellas PDM

Los detectives novatos eligen su material:

  • Linternas: Nunca salga de casa sin ellas
  • Varitas: Directamente de la tienda de varitas “Ollivanders” del chino local
  • Lupas culo de vaso: Dan mucho empaque al investigador pero en el siglo XXI… no se usan.
  • Walkie Talkies: Moooooolan
  • Móviles retro: Hacen de móvil, Tablet y toda la tecnología imaginable por un niño
  • Atrapa-olores: Aún no lo sabíamos, pero iba a ser el gran aliado de Indiana y McQuaier
  • Mochila Poppins: Fashion Fashion!!

equipo investigadores PDM

Comienza la partida

Empezamos leyendo en el salón que ha pasado para contextualizar la partida y meternos en situación.

El detective veterano tiene una brújula que podemos consultar en cualquier momento si no sabemos qué hacer y nos indica que hay que algo está pasando en habitación de los papás. El camino hasta la habitación se hace sorprendentemente lento… aparece el miedo (no había contado con ello), menos mal que al llegar encontramos chocolate, comentamos con el libro de los monstruos en la mano que puede ser el monstruo de las sombras pero los detectives están demasiado ocupados comiéndose la pista como para atender lo que afortunadamente disminuye los niveles de miedo.

De repente se escucha un pito en la habitación de los niños (¡tramoyista power!), vamos rápidamente a ella pero no vemos nada raro, mientras investigamos suena un xilófono en el salón (¡¡tramoyista power again!!) y ahora sí, los niveles de miedo se ponen por la nubes.

Hay que ir al salón a investigar, es nuestro deber, pero “Fernando” y “Robot” no opinan igual así que después de unas negociaciones “Fernando” y “Robot” deciden que el Detective veterano haga de escudo humano porteador por lo que con “Robot” en brazos y “Fernando” parapetado tras las piernas llegamos al salón a investigar, consultamos el libro de monstruos y concluimos que puede ser el monstruo de los ruidos raros.

En el salón percibimos un olor extraño, usamos el atrapa-olores y detecta olor a basura, ¡hay que ir a la cocina! Los niveles de miedo se disparan de nuevo y decidimos sacar la artillería pesada e inventar los caramelos quita-miedo. Surten bastante efecto, porque además de relajar el ambiente surge la creencia entre los detectives noveles de que con uno de estos en la boca ya no se puede tener miedo (win-win).

caramelos quitamiedos PDM

Llegamos a la cocina y descubrimos basura por el suelo… puede ser el monstruo de la basura. No estaba en nuestro planes lo que iba a suceder pero visto con perspectiva no sé cómo no lo supusimos

El detective veterano sugiere volver al salón para recapitular y “Robot” enérgicamente dice “NO, ¡¡TENEMOS QUE MIRAR DENTRO DE LA BASURA!!

…EPIC FAIL…

epic fail PDM

Indiana y yo iniciamos la contraofensiva “No, no hace falta, si ya está claro qué monstruo puede ser”, “Mirad chicos, la brújula dice que hay que ir al salón”, etc. pero la maquinaria ya está en marcha, “Fernando” secunda la idea y se ponen a sacar la basura por la cocina…

Después del pertinente lavado de manos, ahora sí, volvemos al salón con un caramelo quita-miedo nuevo por supuesto, “Papá, más vale prevenir…”.

Resulta increíble y súper divertido ver lo metidos que están en el papel, cada vez que nos movemos de estancia nos lleva un rato ya que van con sus linternas y las lupas andando de manera sigilosa y parándose cada dos por tres y diciendo “Un momento, creo que he visto algo muy raro”.

En el salón descubrimos que hay figuras por el suelo haciendo un camino por la casa. Tras la sorpresa, nervios y especulaciones varias decidimos seguirlo y encontramos unos cables liados en medio del camino, seguimos avanzando y vemos que el camino termina en el baño.

Recapitulando: buscando al monstruo final

Una vez dentro, investigamos un rato, no vemos nada raro así que recapitulamos que con las pistas que tenemos pueden ser dos monstruos: el monstruo del desorden y el de las bromas… pero el de las bromas esconde las zapatillas de andar por casa por lo que para estar seguros deberíamos comprobarlo.

La realidad es que los que recapitulan son el detective veterano e “Indiana” ya que “Fernando” y “Robot” tienen un subidón importante entre los nervios que les provoca la incertidumbre del juego, la excitación por ver si hay algo por descubrir en el baño y el cacao de jugar a algo tan diferente a lo que estaban acostumbrados. No consiguen centrarse ya que no paran de hablar entre ellos y no dejan de proponer teorías a cada cual más absurda y divertida sobre lo que está pasando 🙂

Llegados a este punto una mirada entre “Indiana” y yo fue suficiente para entender que teníamos que dirigir esto más aún y terminarlo porque estábamos en ese momento donde una actividad pasa de la gloria al fracaso en unos pocos minutos.

Guiados por la brújula, llegamos al zapatero y comprobamos que las zapatillas no están escondidas por lo que no puede ser el monstruo de las bromas. “Casualmente” y en una jugada maestra de la tramoyista del lugar encontramos a nuestro lado una maraña de cables… tras una rápida inspección encontramos la huella del monstruo. ¡Vamos al laboratorio a analizarla!

En el laboratorio lo que hacemos es asegurarnos de que “Fernando” y “Robot” tienen claro de qué monstruo sospechamos que es la huella y luego vamos repasando en el libro de monstruos todas las páginas mirando las huellas de los monstruos hasta que encontramos una igual a la que tenemos. “Fernando” y “Robot” en cuanto ven la página coincidente se aseguran de que tanto nosotros como los vecinos de un par de manzanas a la redonda escuchen “Esa esa, es esa huella” y efectivamente, es la huella del monstruo del desorden.

En el libro de monstruos leemos que al monstruo del desorden no le gusta el aspirador y que hace su nido en los juguetes por lo que cogemos el aspirador y nos acercamos a la zona de los juguetes…. ¡Rápidamente el monstruo sale de entre las pelotas y tenemos que atraparlo!

Crisis y final feliz

¡¡CRISIS!! “Fernando” empatiza a tope con el monstruo y, muy consternada, nos dice que no le gusta nada eso de tener que atraparlo, se masca la tragedia… así que en una suerte de “Plot Twist + Deus ex machina” replanteamos la situación.

¡Hay una fiesta de monstruos y hay que encontrar al monstruo del desorden para llevarlo con sus amigos, los cuales están todos esperándole!

Here I come to save the DAy

Con todo aclarado, hacemos la tirada de dados (un dado cada detective) y “Fernando” comprueba si la suma supera el miedo del monstruo (8) y… ¡¡lo supera!!

Recitamos las palabras mágicas «Monstruito, monstruito, atrapado estás y asustar más ya no podrás» y el monstruo es atraído hacia el frasco donde queda confinado. Inmediatamente lo llevamos a la mesa donde lo esperan sus amigos, es liberado y todos se alegran mucho de poder continuar la fiesta.

Ya sólo queda la entrega de medallas y el reparto de puntos estrella y, como no podía ser de otra manera, porque la verdad, aquí todo el mundo ha colaborado y ha vencido sus miedos (aunque sea con caramelos) todos los veteranos reciben 4 puntos estrella así como una medalla al Valor, al Ingenio y al Trabajo en Equipo.

Los detectives novatos están contentísimos, pintan las estrellas en sus contratos y piden de manera inmediata otra partida 🙂

¡¡Caso cerrado!!

CONCLUSIONES

  • Nos hemos divertido mucho, el guión está bien, es bonito y no tiene faltas de ortografía (creo :P) pero eso de seguirlo ya es ciencia ficción.
  • Miedo, no esperaba que tuvieran miedo, hay que controlar un poco eso para la próxima.
  • El atrapa-olores es un comodín increíble, mucho mejor que la brújula, cuando no sepas que hacer, pídeles que usen el atrapa-olores y vuelven a entrar en el juego.

atrapa olores herramienta Pequeños Detectives de Monstruos rol en vivo

  • Les encanta la tirada de miedo y los dados, no creo que la comprendan mucho aún, pero es un inicio hacia algo más complejo.
  • No sé si será porque es la primera partida y estamos aprendiendo todos, si es por el de 3 es demasiado pequeño o porque no lo he hecho bien pero la parte de deducción de monstruos y el asociar qué monstruo puede y cuál no puede ser ha salido regular.
  • Blanca y yo necesitamos “a la de ya” un sistema para comunicarnos sin hablar, sea como sea eso 🙂

Para la próxima

  • Aligerar las deducciones y la asociación de pistas.
  • Sacar mucho cacharrito, les hace mucha ilusión usar el inventario.
  • Caramelos quita-miedo a go go.

Nota del Ignacio del futuro: El mensaje era claro pero no supe entenderlo hasta la siguiente partida… “No nos líes tanto con tanta pista y tanta deducción que nosotros lo que queremos es que haya mucho monstruo, mucho teatro y movernos de un sitio a otro” 🙂

Pequeños Detectives de Monstruos: el caso de Los Objetos Descolocados
5 4 vote[s]

Julia Iriarte (Juls)
Psicóloga, friki y madre de dos hijos, dirijo la web BaM! Ocio Alternativo Familiar, donde los juegos (de mesa, rol y videojuegos) forman parte de mi trabajo diario. Además, imparto formaciones y talleres a familias y docentes y soy psicóloga especialista en juego en Ludia Asesoras y en el estudio de diseño de juegos de rol y narrativos All the Little Lights. También soy socia fundadora de la Asociación Ludiversia, administradora en el grupo El Pequeño Rincón de los Juegos de Mesa y creadora y coordinadora de Efecto Lúdico, espacios donde compartir los múltiples beneficios de los juegos a nivel personal, pedagógico, motivacional y social.

12 COMENTARIOS

  1. Buenísimo! Jajaja como os currasteis la partida. Jugar con niños tienen mucho peligro. Los adultos seguimos las reglas e intentamos hacer lo que logicamente haria nuestro perdonaje. Pero los niños son una caja de sorpresas. Con ellos jugar es todo un reto divertidísimo y emocionante 😀

  2. ¡¡TENGO QUE HACERLO!!!

    Tengo el libro por ahí, y esperaba a que mi Guiller (3 años) tuviera un poco de soltura. Pero viendo tu post, ¡se que es el momento!

    A falta de tramoyista, se me ocurre que podría coger el móvil y una aplicación de hacer ruidos raros, y esconder un altavoz bluetooth por ahí, para poder hacer “sonidos monstruosos” a distancia.

  3. Yo lo tenía en mente hace tiempo para estas navidades, que mi peque ya tendrá 3 y medio. Es de mucha ayuda tu experiencia para ver cómo adaptarlo y enfocarlo a la hora de la verdad, aunque el factor sorpresa siempre estará ahí. Gracias por compartirlo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info