La mayoría de los peques de la casa han visitado una granja. Mis hijos, tanto en la escuela infantil como en el colegio durante los cursos de infantil, han visitado una granja escuela. Les encanta y van muy emocionados. Poder ver a los animales en vivo y en directo y en su espacio me parece fundamental para el aprendizaje del entorno que les rodea. También les suele llamar mucho la atención los juguetes de animales de plástico. Por estos motivos, un juego de mesa con temática de animales va a motivarles para jugarlo seguro. En cuanto ven las cartas del juego de mesa Pippo, quedan encantados.

PIPPO

caja del juego de mesa Pippo de Mercurio Distribuciones

  • Jugadores: de 2 a 8.
  • Edad: a partir de 4 años.
  • Tiempo: unos 15 minutos aproximadamente.
  • Mecánica: reconocimiento de patrones.
  • Editorial: Mercurio.
  • Autor: Reinhard Staupe.
  • Ilustraciones: Oliver Freudenreich.
  • Precio: 10€ aprox. en vuestra tienda friki de cabecera u online (aquí en Amazon).

Este juego se publicó por primera vez en 1996, por lo que ya tiene unos cuantos años. Pero si ha llegado a nuestras manos renovado gracias a Mercurio es porque Pippo es un buen juego para iniciar a los más pequeños en el maravilloso mundo lúdico y así poder aprovechar los beneficios de los juegos de mesa en el desarrollo infantil.

Pippo es un juego para peques a partir de 4 años. Mercurio cada vez está ampliando más su catálogo infantil para que las mamás y los papás podamos compartir más momentos de juegos con nuestros hijos. Por ejemplo, han editado otros juegos como Happy Bunny o Mr. Wolf. Y, la verdad… los jugones se lo agradecemos.

componentes juego de mesa Pippo

CÓMO SE JUEGA

Pippo es un granjero que vive en una granja con sus animales. Tiene vacas, perros, gatos, caballos y cabras. Por la noche, antes de dormir, los cuenta, pero siempre le falta uno. ¿Podrías ayudarle a encontrarlo?

El juego consiste en tener el mayor número de cartas al finalizar el juego. Pasemos a ver cómo.

PREPARACIÓN

Lo primero que hay que hacer es separar las cartas con cuatro animales de las que solo tienen uno. Cogemos el montón de las de los cuatro animales, las barajamos y las ponemos en el centro de la mesa boca abajo. Todas las cartas con un solo animal se ponen alrededor del montón del centro, de manera aleatoria. Quizás sea más interesante jugar a Pippo de pie alrededor de una mesa, para que todos los jugadores tengan fácil acceso a todas las cartas.

preparación del juego de mesa Pippo

MECÁNICA

El jugador inicial, en este caso el de mayor edad, comienza dándole la vuelta a la primera carta del centro (¡gracias, por fin puedo empezar en un juego!). En la carta van a aparecer cuatro de los cinco animales de la granja de Pippo (perro, gato, caballo, cabra y vaca), cada uno de un color (amarillo, verde, rojo, azul y morado). Se trata de localizar entre las cartas que hay alrededor del montón el animal que falta del color que también falta. En el momento en que un jugador localiza el animal del color correspondiente, debe decir el nombre del animal y señalar la carta.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El primer jugador en tocar la carta, se lleva la carta del centro, siempre y cuando sea correcta. Si no es así, el siguiente jugador que diga la correcta será el que se la lleve. El jugador que se ha equivocado no podrá dar más respuestas.

Mecánica del juego de cartas Pippo

FIN DEL JUEGO

El juego finaliza cuando se termina el montón del centro. Cada jugador cuenta las cartas que ha conseguido y gana el que más tenga.

VERSIÓN ADAPTADA Y AVANZADA

VERSIÓN ADAPTADA

En el despacho lo he adaptado un poco para algunos niños con dificultades. He eliminado la variante de velocidad de respuesta y lo hemos hecho de manera oral. Me explico: cuando damos la vuelta a una carta voy haciéndole las preguntas para guiarles un poco. Por ejemplo “¿qué animales ves en la carta?”, “¿cuál nos falta?”, “¿qué colores ves?” y “¿cuál falta?” También me gusta hacerles creer que me equivoco al elegir uno de los animales y les pregunto en qué me he equivocado. Me sirve para ver si están atentos y si han entendido la mecánica.

Como hay que localizar también el color que falta, podríamos decir que no es un juego apto para peques daltónicos. Pero aquí os lanzo una idea: para cada color podéis pintarle una forma en la carta al lado de cada animal. Por ejemplo, para los animales verdes podéis ponerle al lado una estrella, para los rojos un círculo y así los podrán identificar sin problema. O eliminar la variante de color directamente.

VERSIÓN AVANZADA

El propio juego nos propone una variante para “valientes”. Las cartas se ponen a la inversa, es decir, colocamos en el centro las cartas con un solo animal y se distribuyen alrededor del montón las cartas con los cuatro animales. Consiste en encontrar la carta a la que le falta ese animal que hemos descubierto.

Podemos complicar un poco más el juego y para evitar la impulsividad a la hora de contestar, haciendo que cada vez que se equivoquen tengan que devolver una de las cartas que han ganado como penalización.

VERSIÓN avanzada del juego de cartas para niños Pippo

HABILIDADES Y COMPETENCIAS

Pasemos a ver qué habilidades podemos trabajar con Pippo:

HABILIDADES MÁS ESPECÍFICAS

  • Atención: todos los jugadores deben estar atentos durante toda la partida, porque aunque la carta la saque otro jugador, todos participan a la vez. A este tipo de atención se le llama sostenida.
  • Coordinación óculo-manual: no solo se trata de localizar la carta en la mesa y de decir su nombre, sino que hay que señalarla con el dedo, por lo que requerimos esta habilidad.
  • Visopercepción: fundamental diferenciar las formas de los animales y de los colores de los que están pintados.
  • Velocidad de procesamiento: el más rápido en localizar el estímulo correcto y señalarlo, se llevará la carta.

HABILIDADES MÁS GENERALES

  • Memoria de trabajo: las cartas que están puestas alrededor del montón no se deben mover durante el transcurso de la partida, por lo que ejercitaremos esta habilidad (e iremos más rápido) si recordamos dónde hemos visto las cartas con anterioridad.
  • Control inhibitorio: hay dos criterios para buscar la carta correcta, animales y colores. Debemos controlar el impulso de contestar sin haber pensado en ambos. Esto para los más peques puede ser complicado, por lo que con este juego podemos favorecer este aspecto.
  • Lenguaje: podemos adaptar el juego e ir haciendo preguntas sobre aspectos relacionados con la granja y los animales de las cartas.

Jugando al juego de mesa para niños Pippo

CONCLUSIÓN

Podría parecer que por la edad recomendada de Pippo, podría ser un juego demasiado sencillo. Pero como habéis podido comprobar, podemos sacarle muchísima miga. De hecho, podemos comenzar a trabajar de manera indirecta el concepto de sustracción, puesto que tenemos que ir quitando los objetos que tenemos para quedarnos con el correcto.

Un acierto de este juego es el grosor de las cartas, ideal para que al jugar no se doblen, porque hay juegos que aunque la edad recomendada sea baja, los materiales no están del todo adaptado para ellos. En este caso, sí lo están.

Me ha gustado mucho este juego ¿y a ti? ¿Nos cuentas tu experiencia con él?

Ruth Cerdán
Psicóloga trabajando en un gabinete psicopedagógico (Aprender paso a paso), en el que acompaño a niños con dificultades de aprendizaje en su desarrollo. Me baso en la neuroeducación, ya que me parece fundamental saber cómo funciona el cerebro para ayudar a los niños a sacar todo su potencial. Como “no hay aprendizaje sin emoción”, he comprobado que el ABJ les ayuda a la hora de reforzar sus habilidades, tanto cognitivas, como sociales y emocionales. Soy mamá de dos peques (La Peque, 6 años y El Peque, 2 años y medio), mi maternidad me ha cambiado la forma de trabajar, comprendiendo que en la crianza y en la educación nunca se tiene la verdad absoluta y que no hay fórmulas mágicas. Soy una friki del cerebro y de los juegos de mesa. Comienzo esta nueva colaboración con muchas ganas y muy contenta por compartir este espacio con gente muy crack..

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info