No solo de juegos infantiles vive una. ¡También me gusta jugar a juegos para más de 5 años! El juego de mesa Manhattan tiene una edad mínima recomendada de 8 años, pero lo pueden jugar adultos sin niños perfectamente. Es un gran juego de mesa familiar. Es ideal para iniciar a estos “pequeños proyectos de jugones”, porque exige un nivel de estrategia más elevado que otros que hemos reseñado por aquí. Además entra por los ojos ya que es muy colorido y queda muy vistoso en mesa.

MANHATTAN

portada caja juego de mesa Manhattan Mercurio

  • Jugadores: de 2 a 4 jugadores.
  • Edad: a partir de 8 años.
  • Tiempo: entre 30 y 45 minutos.
  • Mecánica: mayorías, gestión de mano.
  • Editorial: Mercurio y Last Level.
  • Autor: Andreas Seyfarth.
  • Ilustraciones: Jacqui Davis y Monika Mucha.
  • Precio: unos 43€ aprox. en vuestra tienda friki de cabecera u online (aquí en Zacatrus).

Manhattan es un juego que se publicó por primera vez en 1994, por lo que ya tiene a sus espaldas unos cuantos años. A lo largo de este tiempo, ha ganado varios premios, entre ellos uno de los más importantes a nivel internacional como es el Spiel des Jahres de ese mismo año. Mercurio y Last Level lo han vuelto a reeditar y la verdad es que me parece un acierto. Un juego en el que hay que planificar muy bien nuestra estrategia pero que encaja perfectamente en una ludoteca familiar.

Sus componentes, aunque sencillos, son muy atractivos por sus vistosos colores y por la mecánica de ir construyendo encima de otros edificios para llegar a ser propietario de la torre más alta o de tener muchos edificios en propiedad.

Componentes juego de mesa Manhattan

CÓMO SE JUEGA

Manhattan es un juego en el que tendremos que conseguir mayor puntuación que el resto de los jugadores a lo largo de varias rondas. Para ello tendremos que construir los edificios más altos, conseguir el mayor número de edificios en cada barrio o ser los propietarios de cuantos más edificios mejor.

PREPARACIÓN

Colocad el tablero de Manhattan en el centro de mesa, al alcance de todos los jugadores. Cada jugador elige el color de las torres que va a utilizar y, dependiendo de eso, cogerá su panel de jugador correspondiente. Atentos: para dos jugadores cada uno elige dos colores de edificios y para tres jugadores el que sobra se devuelve a la caja.

Uno de los bloques de una planta se utilizará como marcador de cada jugador y cada uno lo colocará en el track de puntuación, en la casilla cero. El jugador que comienza coge el marcador de primer jugador (el marcador negro) y lo pone delante de él. Este irá rotando a medida que pasen las rondas en el sentido de las agujas del reloj.

Barajad las cartas de licencia de obra y repartid cuatro a cada jugador. El resto se dejarán en el centro de la mesa y se irán robando a medida que se vayan usando. Si se acabara el mazo, se volverían a coger las que se han ido utilizando y se barajarían para volver a formar otro montón para robar de nuevo.

Es importante que cada uno de los jugadores se sitúe en cada uno de los laterales del tablero.

Ya estáis listos para comenzar a jugar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

MECÁNICA

Manhattan se juega a lo largo de cuatro rondas (para dos y cuatro jugadores) o en seis rondas (para 3 jugadores) y cada una de ellas se compone de 3 fases:

  • selección de los bloques de plantas,
  • jugar una carta de licencia de obra, colocar el bloque de plantas donde queramos construir y robar otra carta,
  • recuento de puntos.

SELECCIÓN DE LOS BLOQUES DE PLANTAS

En partidas de dos jugadores, cada jugador elige dos colores que son independientes. Tendrá que escoger 4 bloques de cada uno de los colores que haya escogido y colocarlos en su panel de jugador (8 en total). Es importante aclarar que como se juega en cuatro rondas va a haber 8 bloques de plantas de cada color que no se van a usar, por lo que hay que planificar muy bien las jugadas.

Si son partidas de tres jugadores, el color que quede sin usarse se devolverá a la caja. Cada jugador tendrá que colocar sobre su panel de jugador 4 bloques de su color.

Para partidas de cuatro jugadores, cada jugador elige 6 bloques de plantas y los coloca sobre su panel de jugador.

Los bloques de plantas se elegirán comenzando por el jugador inicial y se seguirá el sentido de las agujas del reloj. Una vez que se ponen en el panel de jugador no se pueden cambiar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

JUGAR UNA CARTA, CONSTRUIR UN BLOQUE Y ROBAR

  • Jugar una carta: cuando sea nuestro turno, jugaremos una de las cartas de licencia de obra que tenemos en nuestra mano y la pondremos al lado del panel de jugador para que la vean los demás jugadores. Es importante jugarla siempre en vertical con respecto a nosotros y el tablero, nunca la podremos girar.

jugar una carta en juego de mesa Manhattan

  • Construir un bloque: elegiremos solo uno de los bloques de planta que tenemos en nuestro panel de jugador y lo pondremos exactamente sobre el lugar que nos indica la carta de licencia de obra que hemos elegido. Podemos situarlo en cualquiera de los 6 barrios en los que se divide el tablero. He aquí la importancia de que cada uno de los jugadores se coloque en un lateral del tablero, puesto que su posición determinará la orientación de la carta y por lo tanto la posición en la que coloquemos el bloque en un determinado barrio. Es decir, que aunque la carta entre dos jugadores sea la misma, el lugar del tablero donde coloquemos el bloque será diferente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • Otro dato muy importante es que para poder colocar un bloque de plantas sobre un edificio ya construido, deberemos colocar otro bloque que tenga el mismo número de plantas o superior a los que ya haya puestos. En partidas de dos jugadores, en las que cada uno juega con dos colores, se utiliza un bloque del color que elija. Las reglas son iguales, pero los colores son independientes.
cómo se pueden colocar los edificios sobre otro jugador en juego de mesa Manhattan
Así sí se pueden colocar los edificios sobre otro jugador
cómo no se pueden colocar los edificios sobre otro jugador
Así NO se pueden colocar los edificios sobre otro jugador
  • Robar carta: la carta de licencia de obra que hemos utilizado, la pondremos en un montón de descartes y robaremos otra para volver a tener cuatro cartas en la mano. A continuación, será el turno del siguiente jugador. Así hasta que todos los jugadores hayan vaciado su panel de jugador de bloques.

RECUENTO DE PUNTOS

Cuando el último jugador ha colocado su último bloque de plantas sobre el tablero, comenzamos esta fase. Recordad que como en un mismo edificio puede haber diferentes colores de plantas, el último color que esté visible será el propietario del mismo. Hay 3 criterios que puntúan:

  • El rascacielos más alto: el jugador que posea el edificio más alto de todo el tablero ganará 3 puntos. En caso de que haya varios edificios con la misma altura, ninguno conseguirá los 3 puntos (aunque sean del mismo propietario).
 edificio más alto de Manhattan Mercurio
El jugador amarillo gana 3 puntos.
  • La mayoría en un barrio: en cada uno de los 9 barrios, el jugador que posea mayor número de edificios ganará 2 puntos. De la misma manera, si hay empate en un barrio, ninguno se llevará los puntos.
mayoría en un barrio
El jugador morado gana 2 puntos
  • Propiedades: cada jugador puntúa 1 punto por cada uno de los edificios que tenga en propiedad sobre todo el tablero.
un punto por cada edificio que tengamos en propiedad
En lo que se ve de imagen, naranja gana 3 puntos, azul gana 1 punto, amarillo gana 3 puntos, morado gana 3 puntos.

Importante: En las partidas de dos jugadores no sirve para contar mayorías juntar los dos colores con los que se juega, ya que son independientes. Y cada punto por propiedad se sumará a cada color por separado.

FIN DEL JUEGO

Manhattan termina cuando el último jugador de la ronda coloca su última planta. Se pasa a la fase de recuento de puntos y se mueven los marcadores lo que corresponda. El jugador que haya llegado más lejos en el track de puntuación será el vencedor.

En el caso de dos jugadores, se sumarán los puntos de cada uno de los colores que se tenga y el que tenga más puntos en total será el vencedor.

track de puntuación
Esto es el “track de puntuación”. ¡Gana el amarillo!

VARIANTE DEL JUEGO

En las propias instrucciones de Manhattan aparecen unas reglas avanzadas. Para ello hay que jugar con las cartas extra que componen esta nueva edición del juego de leyes urbanísticas. Son 10 nuevas cartas que lo que hacen es sumar un nuevo criterio en la fase de recuento de puntos.

Pondremos las cartas de leyes urbanísticas al lado de las de licencia de obras, en cada ronda cogeremos la primera carta del montón y la colocaremos al lado del resumen de puntuación que aparece en el tablero y será el cuarto criterio para puntuar al final de la ronda.

TIPOS DE CARTAS DE LEYES URBANÍSTICAS

  • Big Business: el propietario de la torre más alta de cada barrio consigue 2 puntos más.
  • Founder: de cada edificio que no seamos propietarios pero hayamos puesto la primera planta, conseguimos 1 punto.
  • Mega City: un punto por cada propiedad en un barrio completo (el que tenga sus 9 espacios construidos). Si no hay ninguno completo, se contará el que tenga más edificios construidos. Solo se aplica sobre un barrio del tablero. Si hay más de uno que cumpla las condiciones no se repartirá ningún punto.
  • Fog Free View: por cada edificio que tenga al menos cinco plantas, el propietario recibe 1 punto.
  • Multitower: por cada edificio que tenga al menos tres colores diferentes, el propietario recibe 2 puntos.
  • Villa: por cada edificio de una sola planta con al menos un espacio vacío perpendicular adyacente, el propietario recibe 2 puntos.
  • World Wide: por cada barrio en el que tengas al menos una propiedad, recibes 1 punto.
  • Hobbit Home: en el barrio donde esté el edificio más alto, el propietario del edificio más pequeño recibe 1 punto. En caso de empate, nadie recibirá los puntos.
  • Small Town: en el barrio que posea menos edificios, se recibe 1 punto por cada propiedad. Solo se aplica sobre un barrio del tablero. Si hay más de uno que cumpla las condiciones no se repartirá ningún punto.
  • Fake news: impide saber cuál será la condición al principio de la ronda. Cuando comience la fase de recuento de puntos, sacaremos la primera carta del montón de leyes urbanísticas y puntuaremos con respecto a esa.

Hay una carta resumen que explican todas las cartas de leyes urbanísticas.

leyes urbanísticas en juego de mesa Manhattan avanzado

HABILIDADES Y COMPETENCIAS

Pasemos a ver las habilidades que desarrollamos al jugar a Manhattan.

HABILIDADES MÁS ESPECÍFICAS

  • Atención: hay que estar atento a todas las jugadas del resto de los jugadores, puesto que lo que hagan ellos puede obligarnos a cambiar la planificación de la jugada que teníamos prevista.
  • Planificación y organización: deberemos ir pensando las acciones a medio plazo, tratando de pensar en qué posición vamos a jugar los siguientes turnos, qué bloques de edificio voy a elegir para poner en el panel de jugador o valorar las cartas que tenemos en nuestra mano.
  • Flexibilidad mental: el hecho de que las acciones de los otros jugadores puedan interferir en nuestra planificación inicial, hace que tengamos que emplear esta habilidad para ir ajustándonos a las variaciones del transcurso del juego.
  • Toma de decisiones: como no podremos defender todas las edificaciones que vayamos colocando en el tablero, tendremos que decidir cuál nos da mayor puntuación, dónde nos colocaremos para contraatacar en el siguiente turno, etc.
  • Cognición social: poder anticiparnos a las jugadas de los otros jugadores puede ayudarnos a planificar nuestra elección de bloques al inicio de una ronda.

Jugando al juego de mesa Manhattan

HABILIDADES MÁS GENERALES

  • Visopercepción: poder diferenciar los colores de los edificios, las plantas que tiene cada uno de los edificios que hay colocados, qué posición me indica la carta de licencia de obra implican esta habilidad.
  • Coordinación óculo-manual y psicomotricidad fina: el tener que poner nuestro bloque encima de otro que ya hay construido nos exige de estas habilidades, para no tirar la torre edificada y que encaje bien la pieza.
  • Orientación espacial: el hecho de que las cartas cambien dependiendo de donde se sitúe cada jugador nos exige que tengamos en cuenta las diferentes posiciones de los demás jugadores.

reseña juego de mesa Manhattan

CONCLUSIÓN

A Manhattan le tengo un cariño especial, lo he jugado con personas que son importantes para mí. ¿No os pasa que cuando el componente emocional se asocia a un juego os gusta mucho más? Pues es lo que me pasa con Manhattan, que tanto objetivamente como a nivel emocional es un juegazo.

Como ya he dicho anteriormente, me parece que debería formar parte de las ludotecas familiares. El tiempo de juego no es excesivamente largo, por lo que se puede jugar en un ratito. Además, visualmente, ¡queda tan bonito en mesa…! Os animo a que lo juguéis en alguna jornada, seguro que termináis encantados, como me pasó a mí.

¿Lo habéis probado ya? ¿Qué os parece a vosotros?

Ruth Cerdán
Psicóloga trabajando en un gabinete psicopedagógico (Aprender paso a paso), en el que acompaño a niños con dificultades de aprendizaje en su desarrollo. Me baso en la neuroeducación, ya que me parece fundamental saber cómo funciona el cerebro para ayudar a los niños a sacar todo su potencial. Como “no hay aprendizaje sin emoción”, he comprobado que el ABJ les ayuda a la hora de reforzar sus habilidades, tanto cognitivas, como sociales y emocionales. Soy mamá de dos peques (La Peque, 6 años y El Peque, 2 años y medio), mi maternidad me ha cambiado la forma de trabajar, comprendiendo que en la crianza y en la educación nunca se tiene la verdad absoluta y que no hay fórmulas mágicas. Soy una friki del cerebro y de los juegos de mesa. Comienzo esta nueva colaboración con muchas ganas y muy contenta por compartir este espacio con gente muy crack..

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info