Toy Story 4 es una obra de arte (en el sentido estricto de la frase). Como obra de arte que es, cada uno, al verla sentirá en su interior distintas sensaciones. A mí, personalmente, me ha parecido un viaje maravilloso acompañando a un personaje con el que hemos crecido muchos de nosotros, incluyendo al propio director de la cinta, que tenía 15 años cuando se estrenó la primera película de la serie (13 tenía yo).

Woody el vaquero en Toy Story 4

Porque Toy Story 4 es la historia de un juguete: Woody. El tiempo ha pasado para él y, como muchos de nosotros, se aferra a lo que un día fue, no importándole el daño que eso le cause. Pero no quiero entrar a filosofar sobre el argumento, porque esto es una historia de PIXAR. Como tal, tiene 8 capas narrativas que analizar en cada toma y podríamos volvernos tarumba (aparte de que no me veo capacitado).

Así que hablemos de si es completamente innecesaria (como dicen en las redes los que necesitan que alguien les haga un poco de caso habiendo visto solo el tráiler) o si merece la pena ir al cine con los peques.

VIENDO TOY STORY 4 A LOS 36 AÑOS

Toy Story 4 empieza a lo 007, con los protagonistas inmersos en una secuencia trepidante de acción que no te da tiempo ni a agarrar las palomitas porque te quedas absorto en un despliegue visual absolutamente BRUTAL. Sin embargo, de golpe, llega el palo. La acción termina y nos encontramos de bruces con una escena durísima en la que Woody tiene que tomar una decisión que cambiará su vida. Primeras lágrimas.

A partir de aquí, comienza un viaje, como decía, en el que acompañamos a Woody hacia… bueno, hacia sí mismo. Y, como para dicho viaje hacía falta una excusa, todo esto se desencadena en una misión para rescatar a Forky, un personaje que nos dejó a todos en el tráiler con cara de tontos pero que se va a quedar para siempre en nuestro recuerdo.

Forky el juguete creado por Bonnie en Toy Story 4
Forky, el juguete creado por Bonnie en Toy Story 4

Por el camino, encontramos de nuevo a Bo Peep (la pastora de ovejas de porcelana, la novia de Woody en la primera peli) y a otros “juguetes perdidos”. Pero efectivamente, como os podréis imaginar, esto es PIXAR y no, no son ellos los que están perdidos (hace dos párrafos que no lo digo, pero entre todo esto hay más lágrimas).

¿Y Buzz y la banda? Bueno, por supuesto están por ahí, pero han perdido todo el protagonismo. Esta no es una película coral como las anteriores. Algunos de los juguetes con los que nos hemos criado no tienen más de una frase en toda la película, pero tampoco es algo que se eche en falta.

Hay nuevos personajes que acompañarán a Woody en su travesía. Mención súper especial a Ducky y Bunny, que tendrán los momentos más hilarantes de la película. Bo Peep, por su parte, tendrá un peso importante en la trama. Además, la villana Gabby Gabby (por si no lo he dicho ya: esto es PIXAR) nos romperá el corazón a todos.

VIENDO TOY STORY 4 A LOS 8 AÑOS

Laura ni si quiera había nacido cuando se estrenó Toy Story 3 (qué fuerte me parece). Y, además, es una niña: no va a comprender la mitad de las capas del relato, esas que hacen que nosotros acabemos con la cara llena de churretes del perrerón que hemos pillado.

Así que, para ella, es una película fantástica en la que los juguetes viven una magnífica aventura. Con personajes como Forky que desde que aparecen nos hace reír por su curiosa obsesión (que no vamos a contar) y con Ducky y Bunny que nos harán llorar pero de la risa también (que alguien haga un spin off con ellos, por favor).

Ducky y Bunny peluches de Toy Story 4
Ducky (izquierda) y Bunny (derecha). Por si no era evidente.

Comedia, aventura, acción. Un peliculón en toda regla.

¿ES APTA PARA TODAS LAS EDADES?

Pero WARNING, ATENCIÓN, CUIDADO, PELIGRO: sin importar cómo acabe la cosa, los villanos durante el nudo de la película son eso, villanos. Y, encima, muñecos de ventrílocuo (con el mal rollo que da eso) así que puede que alguna escena genere miedo a algunos niños y niñas.

Esto, como siempre, tendréis que valorarlo vosotros, dependiendo de la edad y “nivel cinéfilo” de vuestros peques. Nosotros, en la sala, contábamos con niños de varias edades y en ningún momento noté que se creara ningún trauma, pero recomendamos ir con cuidado.

Los villanos de Toy Story 4. Muñecos de ventrílocuo.
Villanos de Toy Story 4. A la derecha tenéis a Gabby Gabby.

Además, podemos tener en cuenta que la película tiene una calificación Ai (apta para todos los públicos y distintivo “especialmente recomendada para la infancia”).

CONCLUSIONES

En definitiva: Toy Story 4 está lejos de ser “una secuela innecesaria”. También está un pelín lejos de la grandeza de Toy Story 3 en su realización pero, personalmente, me parece muchísimo más interesante la historia que se buscaba aquí que el mensaje que transmitía en aquella ocasión el final de la cinta.

Teniendo en cuenta todo esto yo diría que POR FAVOR, acudáis al cine en familia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info