Me encanta la saga Luigi´s Mansion. Estando embarazada, pase horas y horas jugando a Luigi´s Mansion 2 y, ahora, hago equipo con mi hijo para jugar a Luigi´s Mansion 3. Quizas por eso le tengo un especial cariño al juego, pero soy muy fan desde siempre de Luigi, el eterno secundario, el hermano de Mario. Un secundario, eso sí, capaz de superar sus miedos para ayudar a los demás, de enfrentarse a su timidez para hacerse escuchar cuando lo necesita.

Luigi's Mansion 3

Y en esta saga, Luigi es un cazador de fantasmas (equipado con una aspiradora) como no hay otro. Es super divertido y le toca enfrentarse a, nada menos, que el Rey Boo.

Como imagino que a Luigi le vendrá bien un poco de ayuda, he pensado que lo mejor es que nos comamos a ese malvado fantasma.

TARTA RED VELVET DEL REY BOO

Tarta Red Velvet fantasma

INGREDIENTES

Para la tarta Red Velvet del Rey Boo vamos a usar un molde de 20 cm como este.

  • 100 gr de mantequilla en pomada
  • 300 gr de azúcar
  • 2 huevos
  • 300 gr de harina de trigo
  • 1 cucharada de cacao en polvo
  • 1 cucharadita de postre de bicarbonato.
  • Colorante en gel. Nosotras tenemos este pack con varios colores
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 200 gr de leche entera
  • Zumo de medio limón
  • 2 o 3 tarrinas de queso de untar
  • 250 gr de azúcar para la cobertura (opcional)
  • 100 gr de mantequilla para la cobertura (opcional)

PREPARACIÓN

Para crear una buttermilk (que aunque lo parezca, no es un transformer) ponemos la leche en un recipiente y añadimos el zumo de limón, esperando unos 10 minutos hasta que se corte. La usaremos para dar jugosidad y esponjosidad, aunque ahora se puede comprar en algunos supermercados. Su acidez nos viene bien para usar bicarbonato en la receta y, así, obtener el efecto de la levadura.

Tamizamos con un colador la harina, el bicarbonato y el cacao en polvo. Aparte, vamos mezclar la mantequilla con el azúcar. Cuando veamos que tiene una textura cremosa integraremos un huevo, después el otro, y mas tarde la esencia de vainilla.

Ahora mezclaremos nuestros recipientes: el de la harina, el de la buttermilk y el de la mantequilla. Nos tocará añadirle el colorante. Para este paso lo mejor es que miremos las instrucciones y ver qué cantidad debemos obtener. El color rojo siempre es complicado, pero es más fácil lograr el tono con colorantes en gel.

Precalentamos el horno a 175ºC. No usaremos el ventilador si disponemos de él. Untaremos el molde, o lo cubrimos con papel de horno, y vertemos nuestra masa en él, hasta la mitad. El resto lo guardaremos para hacer otra capa de bizcocho. Lo dejaremos hornear, vigilando como siempre, unos 30 minutos.

Para que al desmontarlos y cortarlos no se rompan los bizcochos, dejaremos que reposen y enfríen de 2 a 4 horas.

Tendremos dos bizcochos. Los podemos cortar a la mitad si vemos que crecieron mucho y, seguramente, tendremos que recortar los copetes para dejarlos planitos.

Para la cobertura, lo normal es mezclar primero 100 gr de mantequilla con 250 gr azúcar glass y, después, mezclar el resultado con 400 crema de queso. Pero en casa nos encanta el queso, así que ponemos queso en crema directamente. No solemos añadirle ni mantequilla, ni azúcar. Usamos unas 3 tarrinas de queso, más o menos. Lo cubrimos con crema de queso por los lados y las partes de arriba para, así, entre cada bizcocho, tener una capa de queso. Guardamos un poco de la crema de queso para la decoración.

TARTA DE REY BOO PARA DOS

rey boo mario

INGREDIENTES

Para la versión reducida de la tarta del Rey Boo usaremos este molde de 10cm..

  • 50 gr de mantequilla en pomada
  • 100 gr de azúcar
  • 1 huevo
  • 100 gr de harina de trigo
  • 1 cucharadida de cacao en polvo
  • 1/2 cucharadita de postre de bicarbonato
  • Colorante rojo
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 100 gr de leche entera
  • Zumo de un cuarto de limón
  • 1 o 2 tarrinas de queso de untar
  • 100 de azúcar para la cobertura (opcional)
  • 50 de mantequilla para la cobertura (opcional)

PREPARACIÓN

Haremos lo mismo que para la tarta grande, pero usaremos un molde de 10 centímetros. También podéis hacerlo en tazas en el microondas, bastando con meterlo dos minutos. No queda igual que en horno, pero es una manera rápida de tener un bizcocho Red Velvet.

DECORACIÓN

INGREDIENTES

PREPARACIÓN

Ahora que tenemos la tarta cubierta de queso, hay que intentar que quede lo mas lisa posible. Esto es, mas que nada, mucha practica y paciencia. Así que si la primera vez no te sale perfecta, no desesperes, siempre hay excusas para comer tarta y practicar.

Cortamos un óvalo en un cartón de una bandeja de pasteles, o un plato de plástico que queráis reciclar. Nos valdrá cualquier cosa que pueda estar en contacto con vuestra tarta. Ese óvalo lo cortaremos en 4 gajos, de los cuales 2 van ser los brazos del Rey Boo. Los cubriremos con un poco de la crema de queso .

Con chocolate vamos a intentar dibujar la cara del Rey Boo. Los ojos son fáciles, la mayor dificultad son los dientes, para los que tenemos que dibujar 4 triángulos blancos y, además, rodearlos del negro y hacer parte de la lengua, coloreando un poco del queso en crema con colorante rojo. Lo mejor es buscar una imagen y guiarnos (y tener mucha paciencia).

Para que la lengua sobresalga, también usaremos un poco de cartón, vale con medio ovalo pequeño. Y lo cubriremos con el resto del queso en crema teñido de rojo. No os doy cantidades, por que depende de como queráis hacer de grande la lengua, pero no la carguéis mucho para que no se doble. Se puede poner un palillo oculto aguantando los cartones de los brazos y la lengua.

Y por último solo nos quedará hacerle una corona. Nosotras recortamos papel amarillo. Se puede imprimir una de las coronas que usa en los juegos, o dibujar una en un papel.

GELATINA DE GOMILUIGI

Gomilugi es un personaje de Luigi´s Mansion 3. Es un clon de Luigi hecho de un material pegajoso, que a mi me recuerda a la gelatina, llamado Gominol.

INGREDIENTES

  • Gelatina de limón
  • Colorante verde

PREPARACIÓN

Cuidado porque esto es muy difícil: hacemos la gelatina como siempre, pero le añadimos unas gotas de colorante verde. Y decimos que es Gominol. Y ya está.

Si usamos un molde de muñeco de jengibre nos puede quedar muy simpático. Y podemos decir que es un clon nuestro. En mi caso Gomicarla.

IDEA DE PRESENTACIÓN

Para presentar este postre lo podemos acompañar de un poco de leche teñida de verde, un batido verde o, si somos mayores, de té Matcha.

Y ahora queda una última cosa: ¡que aproveche!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info