Buenas, roleras y roleros. ¿Qué tal estáis? Este artículo no es lo habitual: no habla de ningún juego de rol ni de ninguna partida. Charlando con el equipo sobre ideas, propuestas, etc., hice una reflexión sobre por qué creo que la pandemia está afectando al rol infantil y hablamos de rol infantil en tiempos de pandemia.

Entonces, Daniel Benavides dijo «Si desarrollas ese mensaje, de ahí sale un artículo, ¿eh?» y aquí estamos, estrenando sección nueva. Así que…

¿Cómo afecta la pandemia a nuestro entorno de juego?

Antes de empezar, quiero dejar claro que todo esto es mi opinión y que se basa fundamentalmente en mis percepciones y experiencias jugando a rol con peques, así que, por si hay dudas voy a dejar algunas cosas claras:

  • Carezco de formación en psicología, psiquiatría ni demás psicocosas.
  • No he utilizado ningún método científico. De hecho, no hay método de nada.
  • No estoy utilizando sofisticadas herramientas de análisis de datos.
  • Todo lo que vais a leer aquí puede estar ocurriendo únicamente en mi cerebro.

Ah, y hablando de cerebros, quien sabe mucho de ellos es Ruth Cerdán, que sí es psicóloga, entre otras cosas, y se va a pasar por aquí para darle un baño profesional y científico a todo esto ya que, por lo que sea, dejar que la gente que sabe, hable, es una buena idea.

Un poquito de trasfondo (para que suene a rol)

Llevamos ya bastante tiempo de pandemia, en breve haremos 2 años desde el famoso confinamiento y los montones de memes sobre los diferentes futuros apocalípticos. Desde entonces, hemos pasado por varios «Esto no se va a acabar nunca», «Ya está hecho, en 15 días se acaba todo», «Llega la ola X y va a ser la peor de todas», etc. y creo que estamos en un punto en el que, después de tantos cambios, la gente está un poco escéptica y desanimada sobre el momento real en el que se va a acabar todo.

Todo esto es inevitable que de alguna manera u otra se lo estemos transmitiendo a las niñas y los niños en múltiples entornos, en casa, en el colegio, en la calle, etc. Y a esto, en su caso, hay que sumar la limitación de movilidad y uso de espacios que están teniendo y que nosotros no hemos vivido de igual manera.

Las personas adultas, de una manera u otra, siempre hemos podido salir a la calle. A comprar, a pasear al perro, etc. pero las menores no. Las personas adultas enseguida hemos podido ir a los bares, a una cafetería o a una tienda, en definitiva, a hacer algo de vida social, pero las menores no han podido ir al parque, columpios ni a sus lugares de ocio habitual durante mucho más tiempo.

No sé qué opináis vosotras, pero yo tengo la sensación de que de la misma manera que a la gente mayor todo esto nos está afectando y podemos sentir pesadumbre, nuestros niñas y niños sienten nervios, están más activas y activos y con menos paciencia y ganas de concentrarse.

En palabras de Ruth: Cada vez aparecen más estudios y artículos científicos sobre el impacto que ha tenido esta pandemia en la salud mental de la infancia y la adolescencia. A pesar de que al principio se escuchaban mensajes del tipo «la infancia y la adolescencia se adaptan a cualquier situación», poco a poco, todas las personas que tenemos cerca a población en esas franjas de edades, nos damos cuenta de que también les ha afectado. Por ejemplo, en relación a su desarrollo cognitivo, ya se está alertando de dificultades en la adquisición del lenguaje debido al uso de la mascarilla y otras restricciones. Tengamos en cuenta que, al encontrarse su sistema nervioso en pleno proceso de desarrollo, el verse privado de estimulación (limitar contacto social y desarrollar otro tipo de actividades cotidianas) puede llegar a originar efectos negativos en su desarrollo.

Algunos de los efectos que se han observado relacionados con la pandemia pueden ser: trastornos del sueño y del apetito, dificultad para atender, hiperactividad e irritabilidad.

En Twitter he leído a docentes comentar cosas similares sobre su alumnado, a muchas familias que sus hijos o hijas están más inquietos de lo habitual y en mi entorno yo también percibo eso.

He visto cuentas que comparten material de rol infantil de manera habitual y gente que realiza partidas que han dejado de hacerlo y es que creo que actualmente, hacer rol infantil cuesta más que antes, al menos en mi caso es así.

¿Por qué cuesta más jugar a rol infantil en pandemia?

Jugar a rol en mesa, supone un esfuerzo. Hay que estar en la silla más o menos sin moverse, con concentración, siguiendo un hilo argumental, escuchando al resto de participantes, respetando turnos, etc. y aunque pueda no parecerlo, ese esfuerzo es alto para un niño o niña pequeño.

Creo que ahora, con todo lo que está sucediendo, les es más complicado realizar ese esfuerzo porque tienen que liberar el coste emocional que les está suponiendo la pandemia en cuanto a limitaciones y falta de vida social y creo que su manera de hacerlo es lo que yo llamo «juegos de parque», es decir, «hacer el cafre», saltar, chillar, correr, jugar al escondite, hacer pandilla, etc.

Por otro lado, la situación actual también afecta, por supuesto, a las DM. Yo como adulto también tengo la cabeza menos centrada que antes y la barrita de paciencia se me agota más de lo habitual.

Cualquiera que haya dirigido a peques sabe que es una experiencia muy divertida, para ambas partes, pero agota.

Bueno, pues ahora creo que por todo lo expuesto antes en referencia a los peques y adultos, la experiencia es más agotadora ahora que antes y por lo tanto se hace, al menos en mi caso, más difícil y menos atractiva.

Nosotros en casa estamos jugando muy muy poco rol últimamente. Lo que hacemos ya desde hace unos meses cuando nos apetece jugar en familia, es abrir un juego de mesa y pasar un buen rato.

Jugar a un juego de mesa es más rápido que preparar una sesión de rol, la duración es más corta y si hay que dejarlo a medias, pues se guarda todo en la caja y se deja. No pasa nada porque se puede volver a abrir la caja en cualquier momento y comenzar una partida nueva.

Experiencias personales

Os pongo un par de ejemplos con experiencias que he tenido recientemente en Ludiversia, una estupenda asociación de la que soy socio.

Ludiversia con rol

Hace poco, íbamos a ir a Ludiversia (Asociación Lúdica Familiar), no éramos mucha gente y me pareció que podría ser chulo llevarme rol para que los peques jugaran juntos e hicieran lazos de nuevo ya que no se veían desde hace eones.

Lo pasamos fenomenal, jugar al rol siempre es muy guay, pero me costó mucho más que en otras ocasiones gestionar el foco, mantener su atención, conseguir que respetaran el turno del resto de jugadoras, etc. y la verdad es que terminé muy cansado.

Ludiversia sin rol

La semana pasada volvimos a ir, pero esta vez no me llevé rol. Bueno, pues estuve observando y la mayor parte de los peques se dedicaron a «juegos de parque».

Ojo, estamos hablando de peques muy muy jugones, peques que están muy habituados a ir a Ludiversia a jugar a juegos de mesa y les encanta, no son peques que no han visto un juego de mesa en su vida.

Despedida y aviso importante de la psicóloga

En resumen, creo que la pandemia y los confinamientos van pasando factura a todo el mundo y una de sus consecuencias es que hacer rol infantil ahora es más complicado que antes.

En palabras de Ruth: También se ha observado un aumento en un porcentaje muy elevado de síntomas compatibles con trastornos psicosociales, trastornos mentales y del comportamiento y trastornos emocionales. Ansiedad, depresión, hipersensibilidad emocional, apatía, nerviosismo son algunos de los síntomas que diferentes investigaciones han puesto de manifiesto que se encuentran en la población infanto-juvenil.

Todo esto se ha producido debido a una tensión continua y constante mantenida ya durante mucho tiempo que tanto las personas adultas como menores de edad estamos soportando.

Por lo tanto, os recomendamos que, en el caso de que observéis que vuestros hijos e hijas presenten conductas diferentes a las que tenían antes de la pandemia o conductas que pueden ser sospechosas y que se mantengan en el tiempo, acudáis a consultar a una o un profesional cualificado (pediatría, psicología, psiquiatría, neuropediatría).

Bueno, ¿qué opináis? ¿Os está costando también hacer rol infantil o no estáis encontrando esa dificultad?

Ahora os toca opinar a vosotras y llenar este artículo con vuestros comentarios.

¿Hablamos de Rol infantil en tiempos de pandemia?

5/5 - (1 voto)
Ignacio Seijo
Habitante de los 80 en el brazo de Orión y fan del pixel que vive en una realidad con demasiada definición para su gusto. Comics, Videojuegos, Libros, Juegos de mesa.... tengo todos los vicios del manual del polifriki Jugué mucho al rol cuando era pequeño pero luego un mago malvado me hizo olvidarlo. Cuando nacieron los goblins se rompió el hechizo y aquí estamos, recuperando el tiempo perdido. Tres datos rápidos: - Espero con ilusión que despierte el gran Cthulhu "Iä! Iä! Cthulhu fhtagn!" - Intento construir un condensador de fluzo - En ocasiones Julia me ha dicho "Tienes razón"

6 COMENTARIOS

  1. Totalmente de acuerdo con todo lo que has dicho.
    Conforme iba leyendo veía reflejada mi realidad y la de mi alrededor. Justo este fin de semana nos juntamos para jugar a juegos de mesa con algunos compañeros de clase del #Grumete y yo ya estaba planeando una nueva quedada para un libro juego de aventuras o quizás alguna partida algo más participativa e imaginativa por su parte pero después de ver lo que ocurrió en la primera quedada (a penas jugaron a los juegos de mesa, solamente querían jugar a juego libre, juegos de parque como bien dices) me hizo replantearme hacerlo o no 😅.

    • Hola Elena, que alegría leerte por aquí 😃

      Habrá que esperar un poco, me imagino que con el tiempo todo volverá a la normalidad 🤞🤞

      Ya nos contarás si finalmente haces algo, si lo haces, seguro que triunfa mucho 😃

      Un saludo

  2. Maravilloso artículo. Tienes toda la razón. Aunque cada caso es un mundo. En el mío, las fieras jugaron mucho más a rol durante el confinamiento que fuera de ella, cuando habían muchas más opciones de ocio entre las que elegir. Eso sí, teníamos cubierto el tema de quemar energía porque todos los días les ponía a hacer gimnasia o hacíamos recorridos extraños por la casa como reto. El problema vino cuando acabó el confinamiento y me di cuenta que, a pesar de tanto tiempo que les dediqué 8todo el que pude) y lo que jugamos juntos, los días son demasiado largos para estar inactivos y se me habían enganchado a los videojuegos y a youtube. Cuando empezaron a ir al cole dejaron de lado el rol y los juegos de mesa porque preferían invertir su ocio en pantallas. Ahora estamos intentando ofrecerles actividades muy atractivas para apartarles de las pantallas, pero no está siendo nada fácil :_(

    • Hola Dácil, que alegría leerte por aquí 😃

      Me han hablado de más casos como el tuyo, aunque yo creo que en general el uso de pantallas ha aumentado en todos los sitios.
      Durante el confinamiento, era difícil trabajar en casa con los niños así que creo que quien más quien menos, utilizó las pantallas.

      Nosotros durante el confinamiento también jugamos bastante, digamos que nos lo tomamos como un tiempo familiar, pero claro, 2 años después ya estamos hasta arriba de pandemia 😃

      Muchísimas gracias por escribir, de verdad 😃

      Un abrazo

  3. Interesantisimo artículo. La factura psicológica en los menores va a ser muy, muy cara de sobrellevar en cuanto a trastornos de personalidad y de conducta, pero como sociedad y como padres nos va a tocar lidiar con ello sí o sí.
    Yo soy un poco rara avis….en el confinamiento no paré de dirigir via online, tanto a mayores como niños, y de hecho a día de hoy no he parado. Dirigir no me ha resultado más difícil que antes de la pandemia, y después de más de 2000 horas dirigiendo online creo que incluso he salido fortificado tanto como director de juego como educador, cosa que ahora que estoy volviendo a la siempre querida e invaluable mesa de juego física, con su interacción social directa me ha venido muy bien.
    Muchas gracias por ese pedazo de artículo, seguid así.

    • Muchísimas gracias por tu palabras Nicolás y enhorabuena por esas horas de dirección, seguro que las habéis disfrutado muchísimos.

      Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info