Hace poco os hablamos de cómo montar una ludoteca para un evento de juegos de mesa. Y es que el calendario friki vuelve en esta época con más intensidad, tanto por la vuelta al cole como la «inminente» pre-campaña navideña. Y precisamente es una época en la que se compran muchísimos juegos de mesa. Incluidos juegos de segunda mano. Pues bien, en este artículo vamos a hablaros de cómo montar un mercadillo de juegos de mesa de segunda mano.

Al igual que en el anterior artículo, esperamos responder a muchas de vuestras preguntas y, como siempre, estaremos felices de recibir vuestras consultas e incluir vuestros comentarios entre estas recomendaciones.

JUEGOS DE MESA DE SEGUNDA MANO: LA PARTE LEGAL

Lo primero que vamos a decir aquí es que, aunque alguna de las personas del equipo tienen formación en derecho y temas legales, no somos ni de lejos especialistas en el tema. Por tanto, si tenéis dudas porque habéis tenido algún problema específico, contactad con una persona especializada.

Eso sí, a día de fecha de redacción de este artículo, esa «parte legal» de la segunda mano, en concreto, entre particulares (ojo porque si hay una entidad de por medio, es distinto), está regulada por el Código Civil. Quien compra tiene 6 meses para reclamar cualquier defecto que pudiera estar oculto en el momento de la compra (no algo que aparezca después de varias partidas) a la persona que se lo vendió.

Importante: si en el momento de la venta se detalla uno de esos defectos (por ejemplo, que falta una pieza o un componente), es decir, no está oculto como tal, entonces no se puede reclamar.

En este caso, quizás sea interesante que como asociación o entidad organizadora del evento, hagáis un descargo de manera que no sois quienes vendéis los juegos, sino que los vende la persona que deposita dicho juego para su venta. Así, será esa persona la responsable y no quienes organicéis el evento.

Si se os considera organización que vende los juegos de mesa de segunda mano, en principio aplica una legislación diferente, que sería la de Consumo.

Lo dicho, atentas a esta parte e informaos bien.

CÓMO MONTAR UN MERCADILLO DE JUEGOS DE MESA DE SEGUNDA MANO EN UN EVENTO

Como podéis imaginar, aquí volcamos algunas experiencias más personales o colectivas (tanto como Bebé a Mordor como Ludia Asesoras), ya sea por participación como parte vendedora, parte compradora o parte organizadora, en mercadillos de juegos de mesa de segunda mano.

Asociaciones como las LES o Ayudar Jugando y muchas otras tienen amplia experiencia organizando este tipo de eventos. Aquí os podemos indicar parte de lo que hemos comentado alguna vez con esta gente bonita, así como de otros mercadillos más modestos como los de la asociación Ludiversia.

¿Es mejor una tienda o un mercadillo de segunda mano?

Siempre decimos que es muy interesante permitir a la gente comprar los juegos que ha jugado en un evento. Por eso siempre animamos a los eventos a que contacten con tiendas amigas para que, si es posible, monten un puesto ese día.

¿Es porque nos gusta que las tiendas ganen dinero? Sí, bueno, especialmente si son tiendas locales, nos parece ideal que puedan ganar dinero y clientela potencial en el barrio en el que se haga el evento. Esto, en principio, enriquece el tejido empresarial local y, además, fortalece el sector de juegos de mesa y, por ende, la cultura de juego. Todo bien ahí.

Sin embargo, en ocasiones no es posible llamar a una tienda para que ponga un puesto, ya sea porque el Ayuntamiento o centro no lo permite, o bien porque no encontramos ninguna tienda que le interese colaborar.

En estas ocasiones, pensar en un mercadillo de segunda mano es ideal. Ojo, ambas opciones pueden ser compatibles. Pero si hay tienda, lo mejor es hablar con la tienda para aclarar que va a haber un mercadillo. ¿Por qué? Pues porque quizás dependiendo de qué juegos se vendan en el mercadillo, pueda no interesarle montar el puesto. También incluso podría decidir cambiar su mercancía… o incluso puede ofrecerse para llevar ella ese mercadillo como una extensión de su tienda.

Todos esos casos son posibles, por lo que la comunicación es esencial en este tema.

Vamos a montar un mercadillo. ¿De dónde sacamos los juegos?

Evidentemente, de personas que quieran venderlos. Tendréis que avisar con antelación de que en vuestro evento va a haber un mercadillo. Si tenéis preinscripción, es el momento ideal para recordarlo. Cuantas más personas interesadas en vender sus juegos haya, más tiempo de antelación necesitaréis para organizarlo todo.

Intentad tenerlo todo muy muy atado antes de que llegue el día. Tendréis que pedir la colaboración de la gente que quiera dejar sus juegos allí, pedirles que se acerquen antes del evento a alguna ubicación para dejaros los juegos, o bien que los registren en alguna web que tengáis montada.

Lo importante es que cuando llegue el día del evento, no haya que organizar nada del mercadillo, sino que sea simplemente montar el «escaparate» para la venta. E incluso eso, si el evento es muy grande, convendría que estuviera organizado el día antes.

¿Qué datos tenemos que pedir de cada juego a las personas que nos los traigan?

Es posible que el evento sea muy pequeñito y alguna de estas cosas no apliquen, pero intentad ver cuáles os van a facilitar más la vida, porque llevar un mercadillo tiene su trabajo. Eso sí, también puede ser muy divertido, especialmente si te toca de compañera una adolescente con la cabeza mejor puesta que tú para estas cosas, como la infalible Inés de Ludiversia.

Como os decíamos, cualquier información que os faciliten por adelantado, te ahorra bastante trabajo. Podéis pedir los datos que queráis por la vía que consideréis, pero recomendamos muy fuerte que lo hagáis vía Google Forms* o similar para que lo tengáis todo casi automatizado.

Estos son los datos que nos parecen básicos para pedir:

  • Nombre del juego.
  • Edad mínima recomendada, duración, número de personas. Estos datos no son básicos pero sí muy útiles. Nos ayuda, en pleno evento, a buscar rápidamente si nos pide alguien que llegue a comprar un juego «para 3 años» o «rapidito» o «para 6 personas» o cosas así.
  • Estado: retractilado, sin usar, una partida, gastado, faltan piezas, etc.
  • Precio original del juego.
  • Precio de mercadillo del juego.
  • Algún dato para contactar a la persona que deposita el juego para su venta. Importante: se trata de datos personales, tenéis que actuar en consecuencia con la Ley de Protección de Datos.

Con todos estos datos en un listado, el día del evento podemos imprimirlo o disponer de él en soporte electrónico. Nuestra recomendación es que añadáis una columna para indicar quién lo compra el día del evento, o algún tipo de control que necesitéis añadir: «Reservado», «Lo recogen el domingo», «Ofrecen 10€», «Comprado», etc.

*Os recomendamos que, en el formulario en el que recojáis los datos, incluyáis un horario estricto de recogida de dinero o de juegos (según si se han vendido o no), así como la información de qué pasará si no recogen su dinero o sus juegos pasado un tiempo determinado. Por ejemplo, podéis decir que pasados x días o semanas se entiende que donan el dinero y/o el juego a la asociación o bien a una causa que preestablezcáis.

Ya tenemos los datos. ¿Cómo preparamos los juegos de segunda mano para el mercadillo?

Os toca pedir con cierta antelación (varios días, un día, esa misma mañana un rato antes, etc.) que os traigan los juegos. Chequead vuestra lista para ver qué juegos os han traído y cuáles no. Podéis contactar a quien no lo haya traído para aseguraros que no consta registrado su juego en el mercadillo, por lo que no puede reclamaros por él.

Una vez tengáis los juegos, preparadlos. Lo que hacemos nosotras en Ludiversia es «retractilarlos» (con papel film transparente) y pegarles encima una pegatina de etiqueta con el PVP para que se vea bien.

Cuanto más grande sea la etiqueta, mejor. Sobre todo si luego vais a tapar parcialmente los juegos unos con otros porque no tenéis mucho espacio. Aseguraos de que la etiqueta se ve bien y los números son muy grandes y escritos con rotuladores gruesos.

Si queréis, y la etiqueta es grande, podéis poner el precio de venta original pequeñito arriba, tachado, y debajo, mucho más grande, el precio de mercadillo. Es información muy interesante para que pueda comparar quien va allí.

¿Cómo colocamos los juegos de mesa de segunda mano en el mercadillo?

Se colocan en el orden que consideréis (por edad, tamaño, etc.) bien colocaditos a la vista. En el anterior artículo en el que os hablábamos de cómo montar una ludoteca, os dijimos cómo lo haríamos si son muchos (entendiendo como más de 50 juegos):

  • Por tipos: infantil, familiares y fillers, euros, temáticos, abstractos, wargames, juegos de rol. Algo así podría ser útil.
  • Por edad: dentro de la categoría «infantil», organizaríamos los juegos por edades de menor a mayor. A partir de6 o 7 años, normalmente ya los consideraríamos familiares o fillers.
  • Por orden alfabético o tamaño dentro de cada categoría, a vuestro criterio.

Recordad ordenar los juegos y tener siempre a mano el listado de juegos, ya sea en soporte físico o digital.

¿Cómo se gestionan los pagos el día del mercadillo?

Pues básicamente, que conozcamos, hay dos opciones:

  • Efectivo. El dinero se reparte al final del horario de mercadillo. Se recopila lo que se ha vendido de cada persona y se le hace entrega en un horario establecido previamente. También se le hace entrega en ese horario de los juegos no vendidos.
  • Bizum. La gente está muy dispuesta a hacer Bizum, por lo que si es un medio que os interesa aceptar, podéis poner un cartel que ponga claramente «Se acepta Bizum» (si no lo ponéis, os preguntarán). Aquí, una opción algo más complicada podría ser poner el Bizum de la persona que ha puesto el juego, pero… ¿compartir su teléfono, dato personal, y enredando en Ley de Protección de Datos? No nos parece la mejor idea. Casi mejor que sea uno solo y luego esa persona puede repartir ese dinero. Siendo cantidades pequeñas, no debería ser diferente que con el efectivo. Por supuesto, si el mercadillo es pequeñito y la persona dueña del juego está presente, puede dar ella misma su número de teléfono para hacerlo. Aconsejamos en este caso anotarlo en la casilla vacía del listado de juegos: «Pagado por Bizum a XXXX».

El mercadillo ha terminado y hay gente que no ha venido a por su dinero o a por sus juegos. ¿Qué hacemos?

Tal como os aconsejamos en la recogida de datos, esto es algo que se debería salvar con antelación. Se debe informar del horario de recogida de juegos y dinero, e informar asimismo de qué pasará si pasado un tiempo preestablecido (un día, 2 semanas, un mes, el 23 de marzo a las 17:00), no lo recogen.

Si el mercadillo es muy pequeñito, seguramente tengáis confianza con la persona correspondiente y podáis quedar con ella al margen del evento.

Simplemente, valorad el tamaño de vuestro mercadillo, pero para cuidaros en salud… informad antes.

CONCLUSIÓN Y COMENTARIOS

Hay bastantes cosas a tener en cuenta a la hora de organizar un mercadillo de juegos de mesa de segunda mano. Es muy importante tenerlo todo preparado, tener un buen listado con suficiente información, mantener informadas a todas las personas involucradas e incluso curarse en salud en temas legales y de responsabilidad.

Esperamos que este artículo os haya resuelto algunas preguntas y dudas. Por supuesto, esperamos y aceptamos cualquier comentario o pregunta que tengáis. Además, si queréis escribirnos por privado para dudas muy concretas o queréis pedirnos ayuda específica, podéis contactarnos en info@ludiaasesoras.com.

¡Os leemos!

5/5 - (3 votos)
Julia Iriarte (Juls)
Psicóloga, friki y madre de dos hijos, dirijo la web BaM! Ocio Alternativo Familiar, donde los juegos (de mesa, rol y videojuegos) forman parte de mi trabajo diario. Además, imparto formaciones y talleres a familias y docentes y soy psicóloga especialista en juego en Ludia Asesoras y en el estudio de diseño de juegos de rol y narrativos All the Little Lights. También soy socia fundadora de la Asociación Ludiversia, administradora en el grupo El Pequeño Rincón de los Juegos de Mesa y creadora y coordinadora de Efecto Lúdico, espacios donde compartir los múltiples beneficios de los juegos a nivel personal, pedagógico, motivacional y social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Julia María Iriarte Gahete + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web bebeamordor.com + info